Al recordar el inicio del movimiento estudiantil de 1968, en su 50 aniversario, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Enrique Graue, aseguró que la defensa de la autonomía universitaria sigue siendo vigente.

Autonomía que nos permite organizarnos y determinar nuestro rumbo y condiciones académicas; autonomía para enseñar, investigar y difundir la cultura; para administrarnos y elegir a nuestras autoridades; autonomía con la que la UNAM enfrenta los embates políticos y las injerencias externas a nuestra vida académica, dijo en un acto realizado en la sala principal de la Torre de Rectoría.

Ante integrantes del Consejo Universitario, académicos y funcionarios, Graue recordó la valiente defensa que el entonces rector, Javier Barros Sierra, hizo de la autonomía, a la que identificó como nuestro valor más caro.

Graue anunció que este año, la UNAM, en compañía de los rectores y directores de las casas de estudio involucradas en el movimiento, continuarán conmemorando los eventos y realizando los balances necesarios de su importancia histórica.

En ese acto, intervino el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas; Gerardo Estrada Rodríguez, integrante del Comité Universitario de Conmemoración y participante del Movimiento Estudiantil del 68, y Gonzalo Zurita Balderas, consejero universitario y alumno de la Facultad de Filosofía y Letras.

Con información de La Jornada