Una acción que evidencia la desesperación en que se encuentran los diputados panistas y el bajo nivel de la moral política que poseen, fue el irregular procedimiento que emplearon, junto con sus aliados del PRD y las diputadas títere Míriam Judith González Sheridan y Eva Felícitas Cadena Sandoval, para la designación, (insólita paradoja), del Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción.

Es decir, un procedimiento corrupto para empezar el combate a la corrupción.

Pero la ilegalidad no es menor. Lo que están violentando es nada menos que la Constitución Política del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, que en su artículo 67, dispone que para designar ese Fiscal se deben surtir los mismos requisitos que para Fiscal General, que incluyen una votación de las dos terceras partes de los diputados sufragantes.

Ignorando a sus colegas que se encontraban ahí mismo, los panistas-perredistas adoptaron un acuerdo a modo para que la mayoría de ellos mismos fuera suficiente para sacar adelante el nombramiento del fiscal.

Acaso no estén conscientes de que la violación al procedimiento sin duda generará una impugnación que acabará por echar abajo su pírrica victoria.