Veracruz- 2018-07-2709:38:29- La administración de Miguel Ángel Yunes Linares pretende traspasar, en calidad de donación el Auditorio Benito Juárez, Parque Cri Cri y Balneario Mocambo, a los ayuntamientos panistas que gobiernan su hijo Fernando Yunes y su ahijado político, Humberto Alonso Morelli.

A 127 días de concluir la presente administración, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) pretende desmantelar la infraestructura inmobiliaria que opera y donde obtiene recursos para programas de asistencia social y pagos de nómina.

Los ingresos que se obtienen de la renta del auditorio, las entradas al balneario Mocambo y el Parque Infantil Cri Cri se destinan a Casas Hogar, prótesis de extremidades, sillas de ruedas, aparatos auditivos, apoyos para iniciar proyectos productivos como panaderías, talleres de costuras, carpintería, y cocinas ecológicas en zonas rurales.

Ahora, después de la derrota de Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato de la alianza ‘Por Un Veracruz Mejor’, el DIF estatal pretende desmantelar estos centros de ingresos, donándolos a los municipios citados, dejando sin infraestructura a la administración del morenista Cuitláhuac García Jiménez.

Ante la inconformidad del alcalde panista de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, quien ha dicho a la familia Yunes que el Foro Boca es incosteable en su mantenimiento para las finanzas del Ayuntamiento, la solución urgente es que el DIF estatal le traspase en calidad de donación los terrenos del Balneario Mocambo, las albercas, toboganes y zona de playas que opera actualmente, para que los recursos que obtiene de taquillas se destinen para la operación del Foro.

El mismo esquema se pretende aplicar con el Auditorio Benito Juárez y el Parque Cri Cri, para fondear el fondo legal del DIF municipal donde despacha Mariela Lohman, esposa del alcalde Fernando Yunes Márquez.

La operación silenciosa se desarrolla esta semana, “en lo oscurito para que el gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, no se percate del despojo que están haciendo los Yunes del patrimonio del DIF estatal”, acusó una fuente confiable.

Operación ‘sembrado’

Al tiempo que confeccionan la donación de los bienes del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), también sostienen pláticas con la dirigencia de los trabajadores sindicalizados para convencer a la base sindicalizada de quedarse en sus plazas y desde ahí, socavar la administración de Cuitláhuac García.

Los trabajadores de confianza que llegaron con los Yunes al Gobierno del Estado, se quedarán basificados, para que desde sus puestos laborales hagan proselitismo encubierto en un intento por relanzar la carrera política de Miguel Ángel

Yunes Márquez, quien después de la derrota, se autoexilió en Miami, Estados Unidos, ante la incredulidad del candidato de la alianza “Juntos Haremos Historia”, que tan sólo gastó 23 millones de pesos en su campaña.

Pese a que algunos directivos del DIF estatal recomiendan iniciar lo más pronto posible los trabajos de entrega-recepción, la cúpula del sistema maniobra en sentido contrario, en un intento por dejar la institución en el puro membrete.
Esto genera críticas al interior del DIF porque la bandera con la que llegaron los Yunes fue la transparencia en el manejo de los recursos y bienes del DIF, “y ahora están peor que Karime Macías Tubilla, quien por lo menos tuvo la decencia de no vender, traspasar o donar una sola silla del DIF estatal”, dijo la fuente.

El sembrado de los trabajadores afines a los Yunes se está operando también en dependencias vitales como Sefiplan, Sesver, SEV, Sedesol, Espacios Educativos y SIOP, secretarias que manejan mucho presupuesto público y que están en contacto permanente con la población vulnerable.

Desmantelar al estado

Al frustrarse su proyecto transexenal, que abarcaba al menos las administraciones sucesorias de Miguel Ángel Yunes Márquez, Indira Rosales San Román (Senadora electa por Representación Proporcional) y Fernando Yunes Márquez, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares pretende dejar el gobierno estatal como una camisa de fuerzas para maniatar a su sucesor, Cuitláhuac García Jiménez, con la finalidad de dinamitar su administración, a contrasentido de los llamados a la cordura y serenidad que le ha lanzado el morenista.

García Jiménez confía en que la primera semana de agosto se hayan conformado los equipos de entrega-recepción de la administración del Gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave.

Sin embargo, pese a los llamados públicos para que no incurra en los mismos vicios de su antecesor, Javier Duarte, el actual jefe del ejecutivo insiste en caminar el mismo trayecto que su acérrimo enemigo, cometiendo los mismos errores que le criticó al cordobés, preso en el Reclusorio Oriente de la CDMX.

Su política de imposición, enfrentamiento con grupos empresariales e Iglesias Católica y Evangélica, Colectivos de Búsqueda de Desaparecidos, entre muchos grupos de liderazgo social, no ha variado un ápice.
Ahora, antes de irse, Yunes Linares pretende vender, traspasar o donar toda la infraestructura inmobiliaria, física y operativa de las dependencias y organismos descentralizados como el Instituto de Pensiones del Estado, el Fideicomiso del 2 Por Ciento a la Nómina y el Museo Interactivo de Xalapa, por citar algunos entes que son reducidos “a puro cascarón”, según queja de los trabajadores.