La Perla- 2018-07-1315:20:53- JorgeGalindo/ El registro de lluvias en municipios de las altas montañas incrementó y con ello los deslaves, deslizamientos de ladera y aumento en el cauce de ríos de respuesta rápida, por lo cual se estima se dispare el número de afectaciones al considerar que la temporada de lluvias abarca hasta el mes de noviembre.

En el municipio de La Perla, el alcalde Miguel Ángel Bautista García explicó que al situarse más del 80 por ciento de las comunidades rurales en zona de montaña, se vuelven susceptibles a deslizamientos y derrumbes, de ahí que el monitoreo se lleva a cabo con el apoyo de agentes y sub agentes municipales.

En años recientes, el municipio de La Perla registra entre 40 y 70 derrumbes que van de ligeros a moderados y solo en los últimos 30 años se tienen reportes de incidencia mayor en barrancas y laderas de cerros que ante acumulados de agua seden al paso de caminos y carreteras.

En la misma región de montaña se ubican Mariano Escobedo, Ixhuatlancillo, Nogales, Santa Ana y Maltrata, que conjuntamente con Coscomatepec implementan estrategias de monitoreo y atención a contingencias.

De acuerdo con la coordinación regional de Protección Civil en Orizaba, hasta el momento la temporada de lluvias ha dejado un saldo de tres personas fallecidas tras el deslave de piedras en la comunidad Tonalixco, que al rodar por la ladera se impactaron en la ventana de un autobús de pasajeros.

Hay registro de “caídos” en todos los municipios, es decir, ligeros derrumbes que no representan de momento un riesgo para los pobladores, pero sí un anuncio de acumulados de agua en las laderas, de ahí que se mantiene una supervisión en cerca de 42 kilómetros de caminos y carreteras en siete municipios de la región.