México- 2018-07-2709:51:24- La Jornada /  Desde hace tres años el gobierno de Estados Unidos detectó alrededor de 55 áreas de influencia de los principales cárteles mexicanos a escala nacional, y de ellos, cuatro operan en Ciudad de México: el de Sinaloa, el del Golfo, Los zetas y Los caballeros templarios.

Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, profesor investigador de tiempo completo de la Universidad de las Américas (UDLA) campus Puebla y especialista en seguridad nacional, dijo que en México existen ocho grupos del crimen organizado que se distribuyen y compiten entre otras cosas por el trasiego y producción de droga, tráfico de personas hacia Estados Unidos, extracción ilícita de recursos minerales (oro y piedras semipreciosas), por mencionar algunos ilícitos.

Indicó que de acuerdo con la más reciente información de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), el cártel del sexenio es el de Jalisco Nueva generación (CJNG), que aumentó su presencia en el país después de las crisis con las autodefensas de Michoacán.

Aseveró que esta organización delictiva ha buscado una expansión territorial en Nayarit, Jalisco, San Luis Potosí, Veracruz, Guanajuato, Oaxaca, Colima y el norte de Michoacán. Aparte es un cártel que está peleando otras plazas, sobre todo de la Península de Yucatán.

Durante su ponencia en el Congreso Latinoamericano de Seguridad ASIS, Geografía de los delitos en México, el experto señaló que hay territorios donde los cárteles de Sinaloa, del Golfo y de Juárez, así como Los Zetas, Los caballeros templarios, Jalisco Nueva generación, el de Beltrán Leyva y La familia michoacana se disputan la producción principalmente de amapola.

Asimismo, otros estados son importantes para la delincuencia organizada por el traslado de droga que llega de Colombia y que pasa por Centroamérica o vía aérea por el Golfo de México. Agregó que las ciudades fronterizas con Estados Unidos para el trasiego no es sólo de narcóticos, sino también para la recepción de armas procedentes de Texas.

“La guerra por el Pacífico mexicano es desde hace al menos cinco años la zona de mayor conflicto geoestratégico en México, porque hay dos puertos muy importantes: el de Manzanillo y el de Lázaro Cárdenas, donde se recibe la mayor cantidad de precursores químicos de China para la producción de opiáceos y opioides, heroína principalmente, para abastecer el mercado de drogas de Estados Unidos Unidos.

“Obviamente está la zona sur del país, por el trasiego hacia Ciudad de México. Aunque lo niegue el ex jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, ya hay representantes de cárteles de droga locales en la capital del país.

“Este es el mapa donde las agencias de inteligencia de Estados Unidos están viendo la distribución territorial de los tres principales cárteles o agrupaciones: el de Sinaloa se disputa la zona de tierra caliente y Tamaulipas. Las tres grandes zonas de pelea entre estos grupos en el norte del país son Baja California, Sonora y Chihuahua, o la parte del Golfo de México, tradicionalmente con el del Golfo y Los zetas, que han sido fuertemente diezmados por las fuerzas federales de esta administración, y finalmente el Pacífico y el sur de México”.