Desde el viernes 20, en una comida organizada en Otatitlán, ante alrededor de 300 ex operadores electorales de la Cuenca del Papaloapan y de otros distritos del sur del estado, el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez hizo público que Erick Patrocinio Cisneros Burgos sería incorporado a su gabinete. Sin embargo, aunque el virtual mandatario veracruzano no precisó qué nombramiento le dará, este sábado, en un desayuno en Xalapa con miembros del Colegio de Notarios del estado, el ex candidato de MORENA, sin ser explícito, prácticamente destapó al cuenqueño como futuro secretario general de Gobierno al designarlo de manera oficial como su enlace con los fedatarios.

De hecho, desde la reunión en Otatitlán, su terruño natal –de donde salió muy joven, cuando apenas cursaba el segundo año de secundaria, pues su padre, un delegado federal, por razones laborales tuvo que emigrar con su familia a Baja California Sur, entidad donde posteriormente se graduó como ingeniero agrónomo, se dedicó a la cátedra universitaria y al servicio público en la administración del gobernador perredista Leonel Cota Montaño (1999-2005)–, Cisneros fue visto también por sus correligionarios como futuro titular de la SEGOB.

Bueno, hasta un espontáneo poeta otatitleco que por su avanzada edad y deteriorado estado de salud no pudo asistir al comelitón el pasado viernes, le envió a Cisneros a través de un tercero un manuscrito con unos versos dedicados al futuro “Secretario de Gobernación” (sic), lo que hizo sonreír, nervioso, al gentil anfitrión que agradeció sus buenos deseos pero sin confirmarlos; como tampoco perdió la compostura pese a la algarabía de los presentes cuando tres horas después arribó Cuitláhuac y anunció frente a todos que Erick formaría parte de su equipo en el próximo gobierno estatal.

Cisneros, según se percibió, goza de la plena confianza del gobernador electo. Ambos, a diferencia de otros que recién se sumaron a MORENA, se forjaron desde sus inicios en la auténtica lucha política de la izquierda. Primero en el PRD y luego en el Movimiento de Regeneración Nacional fundado por Andrés Manuel López Obrador, con quien los dos tienen gran cercanía desde que AMLO fue dirigente nacional y candidato presidencial del partido del sol azteca. Inclusive Cisneros fue nombrado por el tabasqueño como subsecretario de Economía en el gabinete que integró cuando se autoproclamó “Presidente legítimo” luego de la polémica elección de 2006 que oficialmente ganó el panista Felipe Calderón Hinojosa.

“Por convicción, siempre he sido un hombre de izquierda. No podía militar en un partido de derecha como el PAN y tampoco en el PRI. Mire mis orígenes”, dice señalando la modesta casa materna de Otatitlán, donde nació hace 52 años, una pequeña construcción de una sola planta, con un amplio patio trasero sembrado con centenares de matas de plátano y al frente unos frondosos árboles de chicozapote.

“No tengo nada de qué avergonzarme”, afirma también sobre las infamias que le han publicado desde que su nombre comenzó a sonar para encabezar la SEGOB.

ROSALES TORRES: ‘CABALLO NEGRO’

De la camada de nuevos diputados locales de MORENA, se daba casi como un  hecho que Amado Cruz Malpica, reelecto por Coatzacoalcos, quien actualmente coordina el grupo legislativo de su partido, estaba más que perfilado para presidir –¡por fin!– la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en la LXV Legislatura del estado que entrará en funciones a partir del 5 de noviembre próximo y que en la diputación saliente le fue escamoteada con una serie de artimañas por el panista Sergio Hernández, el cual se valió de una “mayoría” artificial por la alianza que aún mantienen en el Congreso estatal el PAN y el PRD y por la deserción provocada, a punta de millonarios cañonazos, de algunos miembros de la bancada morenista.

Sin embargo, últimamente ha comenzado a cobrar fuerza la posibilidad de que el liderazgo cameral lo pudiera asumir José Magdaleno Rosales Torres, quien aparte de ser el único veracruzano con una cartera en el Comité Ejecutivo Nacional de MORENA –donde desde noviembre de 2015 tiene a su cargo la Secretaría de Estudios y Proyectos de la Nación–, se acaba de anotar el mérito de haber ganado la elección en el distrito electoral de Medellín, que forma parte del más relevante feudo electoral de los Yunes azules junto con los de Boca del Río y el puerto de Veracruz, lo que obviamente contribuyó también al inobjetable triunfo del candidato a gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien terminó imponiéndose por más de 200 mil votos de ventaja sobre Miguel Ángel Yunes Márquez, del frente PAN-PRD-MC.

No obstante que sólo cuenta con estudios de secundaria, Rosales Torres es un esforzado autodidacta que ha logrado escalar altos cargos partidistas, destacándose también la labor que entre 2014 y 2015 realizó como asesor en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

RECURSOS HUMANOS: ‘BOMBA’ EN SEV

Todo parece indicar que el titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), el yunista de hueso colorado Enrique Pérez Rodríguez, está más preocupado por hacer negocios con el presidente del CDE del PAN, José Mancha, que en corregir las graves anomalías que nos aseguran se vienen dando en esa dependencia.

Resulta que en la Dirección de Recursos Humanos, bajo la “responsabilidad” de Argelia Díaz, priva la anarquía y el reparto de favores especiales. En principio, la secretaria de la Dirección, Lidia Huerta, misma que nos dicen se ostenta como subdirectora y que tiene una compensación de 15 mil pesos, trata con prepotencia a buena parte del personal y a los que acuden a solicitar un servicio.

Pero nos refieren también que cuando se le reclama su despotismo, muy ufana señala tener “palancas”, por lo que algunos se preguntan si acaso supondrá que su primo, el diputado federal duartista Edgar Spinoso, todavía despacha como Oficial Mayor de la SEV.

Por otro lado, ha trascendido que en el Departamento de Recursos Humanos estatales, a cargo de Luis López, todos los empleados consentidos estarían siendo recategorizados de última hora, lo que obviamente aumentará la carga presupuestal y meterá en un serio brete a la siguiente administración.

Los responsables de este “regalito” –mucho se dice que es a cambio de que los beneficiados se presten a “maquillar” la entrega-recepción– son Marcos Cruz y Víctor López, este último ex chofer, por lo que seguramente ha de tener “especialización” en la asignación de plazas. Ambos, por cierto, nos cuentan que también hacen gala de su “influyentismo”.

Sobra decir que lo anterior lógicamente ha generado descontento entre los verdaderos profesionales de la educación, como son los profesores de Educación Física y los Asesores Técnico Pedagógicos, quienes tienen pagos atrasados y batallan por años para ser recategorizados.

Se trata de una verdadera bomba de tiempo que tendría que desactivar ¡ya, ya, ya! Enrique Pérez, si es que el titular de la SEV no quiere que el futuro gobierno de Cuitláhuac García le finque responsabilidades por las pillerías de sus subordinados.