Xalapa- 2018-07-0616:59:35- Jesús Ruiz/ Para los integrantes de la Corriente Crítica Democrática del PRI estatal la debacle del partido del pasado primero de julio es responsabilidad del dirigente estatal, Américo Zúñiga.

Igualmente, responsabilizaron a Amadeo Flores Espinosa y Héctor Yunes Landa, señalándolos de no apoyar al partido.

Los priistas solicitaron la renuncia del presidente estatal del CDE y del delegado del Comité Ejecutivo Nacional, José Antonio Rojo, a quien en su momento se le informó de la problemática que estaba viviendo el partido, pero ignoró los comentarios.

En rueda de prensa exigieron al CEN que designe de inmediato a un sustituto en la dirigencia estatal, así como a otro delegado.

Lo anterior para que los nuevos cuadros se encarguen de la refundación del partido en el estado con figuras emanadas de la base priista y con apego a los estatutos.

Luego de que perdieron la gubernatura y de que el PRI no consiguió ninguna diputación local ante el avasallante triunfo de Morena, lamentaron que ahora el PRI está dentro de la chiquillada en Veracruz.

“Echaron a perder el partido, les valió madres y algunos se convirtieron en dueños, en una agencia de colocaciones y el pueblo nunca fue tomada en cuenta”, criticó Jorge Landa.