Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

Con la misma facilidad con que Trump dice una cosa un día y al día siguiente dice que siempre no dijo lo que quiso decir.  Con la misma facilidad los políticos mexicanos cambian de ideología y saltan de un honorable Instituto Político a otro igualmente honorable, pero ya no conveniente a sus intereses personales…

Aunque hay unos mal pensados que dicen que el interés de los políticos siempre ha sido el mismo, o sea, que no ha variado un ápice, pues el interés de todos ellos no es la Patria, sino el poder y el dinero; y así, con esa aclaración, ni quien discuta…

Pues de la misma desconcertante manera en que de la noche a la mañana pueden cambiar de ideología y discurso, el gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes, de haber sidoacérrimo enemigo del virtual presidente electo y haberle dicho de todo y por su nombre, refiriéndose a López Obrador como un loco…

Y además retándolo a debatir en plaza pública -en su terreno ¡claro! no tiene muchos pelos, pero ninguno es de tonto- y burlándose de que no aceptó el reto…

No obstante, cabe decir que al C. Gobernador veracruzano la víscera le gana a la compostura y a la educación, por lo que pierde con facilidad los estribos y tiende a destruir todo lo que se le pone por enfrente…

Lo que es un síntoma que en homeopatía se calificaría como que podría tener hemorroides; pues quienes padecen de por allá, suelen tener un carácter de los mil diablos; y con sobrada razón…

Pero regresemos.  Lo anterior solo fue un breve aporte cultural para diagnosticar el padecimiento sin necesidad de otras medidas.  Y que de paso corrobora el axioma de que los enfermos piensan como enfermos, por la simple y sencilla razón de que no pueden pensar como sanos; y al Gobernador no se le ve muy sano…

Sin embargo, como la ira ciega a la razón y bloquea a la experiencia -aunque solo los sabios experimentan en cabeza ajena; en términos generales los comunes mortales nomás no aprendemos-…

El todavía Gobernador veracruzano y futuro cadáver político, pasó por alto el pequeño detalle de que en la Libertad de Expresión está incluida la crítica y hasta el sarcasmo, propio de gente inteligente…

Pero no tienen cabida ni el improperio ni la amenaza.  Y menos al Presidente; ya que en un sistema eminentemente presidencialista, se podría decir que es casi un suicidio, cuando menos político…

Que fue precisamente lo que también pasó por alto Ricardo Anaya, el ex candidato panista, quien ya debe de haber entendido por qué le fue tan mal, y le seguirá yendo; pues en política la venganza es de curso corriente…

Como también lo acaba de corroborar el citado gobernador veracruzano, Miguel Ángel Yunes, quien mandó clausurar el restaurante bar de Francisco Hernández Toris, esposo de la diputada Cyntia Lobato, y todo porque los hombres de la ley encontraron marihuana en su establecimiento…

Solo que los videos del negocio, que por supuesto no serán tomados en cuenta por la torcida justicia operada desde el Ejecutivo -“Primero República, después Democracia”; porque si no, los políticos hacen lo que les viene en gana- captaron otros detalles que serán exhibidos hasta el cansancio en la Internet…

Porque muestran claramente cuando después de que entró la policía a catear el lugar, un individuo embozado, después de hablar por teléfono, entró a los sanitarios -que ya habían sido cateados- de donde al salir, casi de inmediato volvió a entrar la policía con perros rastreadores, que encontraron… Pues sí, lo adivinó usted, amable y suspicaz lector, encontraron droga…

Y todo porque un día anterior, la citada diputada local Cyntia Lobato, renunció al PAN y consecuentemente los esbirros del Gobernador en la Legislatura que cobran como diputados, no obtuvieron la mayoría para imponer al fiscal anticorrupción a modo que quiere dejar el Titular del Ejecutivo, seguramente para que lo proteja de todas las arbitrariedades que ha cometido…

Pero las viles venganzas están de moda; cuando menos eso es lo que opina AMLO que le hicieron los hoy ufanos integrantes del INE al multarlo con casi 200 millones de pesos…

Un asunto es de suma importancia; y no por los 200 millones de pesos, mismos que para una elección son pecata minuta; sino porque el fallo que den las autoridades que juzguen y resuelvan el caso, nos dará una idea de cómo y en qué manos va a estar la Justicia el próximo sexenio…

¿Le darán la razón al virtual Presidente electo a pesar de que violó la normatividad y seguiremos con el nefasto presidencialismo?  He ahí la importancia.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.