Xalapa- 2018-07-1708:42:36- Ariadna García

 

“La justicia es divina. Dios es muy justo”, aseveró la madre del joven Gabriel Martínez Godos luego de que fue absuelto, tras permanecer dos años injustamente en prisión, señalado por el ex Fiscal Luis Ángel Bravo Contreras como partícipe de la masacre en el bar Madame.

 

De acuerdo con la defensa legal -Ocampo y Asociados y Asesoría Jurídica, Justicia, Ética y Razón-   una vez que la absolución  sea cosa juzgada, se procederá a determinar las medidas legales siguientes que podría ser una demanda por daño moral o bien una denuncia por abuso de autoridad en contra de la Fiscalía General del Estado (FGE).

 

La defensa de Gabriel, en voz de la abogada Magda Zayas explicó que entonces determinarán lo conducente pues una medida podría ser, que la sentencia de la jueza que lo absolvió pueda ser publicada en medios de comunicación en el mismo espacio en el que se le dio difusión  como probable responsable, siendo su imagen estigmatizada.

 

Y es que el pasado 11 de julio la jueza Alma Aleida Sosa determinó la absolución de Gabriel Godos –tras el desempeño de la defensa- al considerarlo inocente;  tras ser expuesto públicamente por el ex fiscal Luis Ángel Bravo quien lo señaló de responsable de la masacre en Madame el 22 de mayo 2016, -aunque la FGE aún podría apelarla dicha resolución- el joven se encuentra en libertad y recuperándose emocionalmente.

 

“Tras un proceso muy largo, de dos años, esta apreciación fue rebatida por la defensa porque se consideró que era inconstitucional. Nadie puede estar privado de su libertad más de dos años y eso lo establece el Código Nacional de Procedimientos Penales de la Constitución Política; además se demostró que sí bien es cierto, existió un lamentable hecho de violencia en el referido antro, en ningún momento la Fiscalía pudo sustentar su acusación, pues no hubo material probatorio que lo situara en el lugar de los hechos, aquel 22 de mayo de 2016”, explicó.

 

Tras el desahogo de 60 medios de pruebas se comprobó por parte de los abogados de Asesoría Jurídica Ética y Razón así como Ocampo y Asociados que Godos fue un “chivo expiatorio” de Luis Ángel Bravo ahora recluido.

 

Durante el desfile probatorio, la Fiscalía General del Estado no logró presentar al único testigo protegido que señalaba que Godos estuvo en ese lugar además de que siempre se demostró que el reconocimiento que hizo a través de un retrato hablado fue ilegal, pues fue con base en una fotografía que la propia madre había subido a redes sociales para ubicarlo pues se encontraba en calidad de desaparecido.

 

“Es importante decirlo porque hoy se logra la absolución; es decir, la defensa hiso ver a la juez, que Godos era inocente. Ni hubo un solo material probatorio que lo inculpara”, añadió.

 

Asimismo apuntó que está pendiente la queja que la Comisión Estatal de Derechos Humanos envió a la FGE pues a través de la recomendación 06/2017 se mostro a  la Fiscalía que existió tortura y tratos crueles por parte de los elementos aprehensores aquel 23 de mayo de 2016, manteniendo a Godos privado de su libertad de manera ilegal y fabricando pruebas en su contra para incriminarlo”

 

En junio de 2017 la fiscalía que preside Jorge Winckler Ortiz aceptó la recomendación con lo que admite los señalamientos que hace la CEDH por lo que ahora se está a la espera de que informe sí fueron sancionados los elementos ministeriales y qué medidas han implementado para que esa situación no se repita con otros detenidos.

 

Asimismo se está a la espera de una reparación del daño tras la comprobación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de la tortura que sufrió Gabriel Godos para incriminarse como culpable.

 

 

 

Agregó que las víctimas tienen derecho a conocer a los responsables de esa masacre pero sin utilizar a “chivos expiatorios”; urge justicia en Veracruz, dijo la abogada, “las víctimas directas e indirectas lo merecen, por eso es necesario que la Fiscalía cumpla con su labor de investigación y no fabrique culpables”.

 

 

 

Ahora Gabriel recibirá ayuda sicológica pues aunque él asegura que está bien y contento, requiere de un acompañamiento.

 

 

 

“Lo vamos a llevar a un tratamiento sicológico porque sí está afectado y está contento a la vez porque ya salió, siempre supimos que era inocente y ahora ya se comprobó”, dijo su madre Rosalba Godos Gómez.

 

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO