No solo al PRI y a MoReNa, también al PAN el INE ha recetado multas económicas. Al blanquiazul porque, según se dice, Ricardo Anaya Cortés recibió 1.5 millones de financiamiento ilícito en su condición de candidato a la presidencia. Según el INE hubo triangulación de recursos para hacerlos llegar al PAN a través de empresas fantasmas. La Unidad Técnica de Fiscalización (UTF) refiere de tres depósitos de medio millón obtenidos por la empresa Consultoría de Tecnologías de la Información Duhart S.A. de C.V., pero se trata de “… dos personas que no tenían conocimiento de la operación de la empresa, estamos dando vista al SAT, porque es una empresa que no tiene los recursos, el capital, para facturar 208 millones… Puede ser un caso más de empresas fachada, empresas fantasma, eso le corresponderá en su caso determinarlo a la autoridad hacendaria”.