Veracruz- 2018-07-0412:56:52- El presidente y fundador del Observatorio y Contraloría Ciudadana, Hilario Arenas Cerdán, señaló que los veracruzanos, tras el pasado proceso electoral, estarán vigilantes del actuar de las nuevas autoridades estatales, sobre todo en el cumplimiento de sus compromisos.

Asimismo, en conferencia de prensa, aseguró que tras la histórica votación del pasado 1 de julio más de tres millones de votantes eligieron un cambio de rumbo, tras la falta de resultados del “nuevo gobierno”.

“En primer lugar, más de 3.5 millones de electores acudimos a las urnas, lo que representa casi el 65 por ciento de la lista nominal de electores, una votación histórica para el estado de Veracruz.

“Así, los veracruzanos externamos nuestro sentir con respecto a las formas de gobierno federal y estatal, deseando un cambio de rumbo que nos proporcione mejores condiciones de vida, seguridad, desarrollo económico, mejores oportunidades para los jóvenes, estabilidad social, paz y libertad de expresión, pero sobre todo pedimos, una mejor calidad de vida para quienes viven en pobreza y pobreza extrema.

“La copiosa participación ciudadana nos demuestra que los mexicanos y en especial los veracruzanos, sabemos reconocer y castigar a los malos gobiernos.

“Un gran número de los que votamos hace dos años por un cambio, al sentirnos defraudados por quien elegimos, ahora optamos por una nueva opción, es decir, el llamado “Nuevo gobierno” no cumplió con los compromisos hechos con la sociedad.

“Los partidos políticos, habrán de aprender a no presentarnos más candidatos desconocidos, de mala reputación o que llegan a los cargos de elección popular simplemente por ser amigos o familiares del régimen en turno.

“Por el momento, la mayor exigencia es el combate frontal a la inseguridad, la corrupción e impunidad, que reconocemos como los más graves males que afectan y lastiman a los mexicanos.

La sociedad ya despertó, los electores sabemos que con el uso reflexivo y decidido del voto podemos poner y quitar gobiernos que lejos de servir a los ciudadanos, se sirven de los cargos públicos para modificar de manera opulenta su forma de vida personal y de sus familias.

“Un ejemplo de ello: el ex secretario de la SIOP Julen Remetería del Puerto, quien presuntamente le asignó contratos millonarios a empresas ligadas a su dirigente estatal del PAN José de Jesús Mancha Alarcón; el primero metió a su hijo como candidato a diputado y el segundo a su esposa como diputada plurinominal. Los casos de corrupción deben ser investigados y llevados hasta sus últimas consecuencias.

“De los gobiernos federal y estatal que entrarán en funciones el próximo primero de diciembre, esperamos un verdadero cambio, un quehacer que dignifique la actividad política y devuelva a los veracruzanos la confianza perdida y la capacidad para volver a creer en nuestras instituciones.

En espera de que así sea, los miembros de la sociedad civil organizada nos mantendremos vigilantes y observaremos que se cumpla cabalmente con los compromisos que los futuros gobernantes han adquirido con los ciudadanos”.

Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO