Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Según Fernando el otro hijo del actual Gobernador veracruzano el mismo que cobra como Alcalde de Veracruz- que su papa y su brody hayan perdido de manera tan estrepitosa, cuando con el dinero que le metieron a la campaña hicieron creer a la gente que el triunfador iba a ser el consanguíneo, lo tiene muy deprimido…

Y aunque reconoce que en la democracia se gana y se pierde, no acepta que el voto contra su clan fue de castigo por el pésimo desempeño que ha tenido su progenitor al frente del gobierno…

Cuando lo cierto es que se les atravesó el ícono de López Obrador; y Cuitlahuac, montado en la ola, salió beneficiado.  Solo sus allegados llegaron a pensar que podía ganar la gubernatura sin el apoyo del tabasqueño…

Convertido ya en un fenómeno social, al grado de que hay quienes lo equiparan a Lula, hoy tras las rejas acusado de corrupción; según parece, de manera por demás injusta…

Atribuyendo la sucia maniobra de su encarcelamiento al propio gobierno de Michael Temer; quien lo ordenó para evitar que el Líder sindical se presente como candidato en las próximas elecciones presidenciales.  Las que dicen los enterados que ganaría por amplio margen…

Pero regresemos.  Lo único cierto con relación a los candidatos en México, es que después de que se dijeron hasta la despedida; de que se acusaron mutuamente de deshonestidad y lo que le sigue.  Ahora todos se desean suerte y dan buenos augurios para la próxima administración.  Hipócritas…

Pero así es el “juego” de esto a lo que llaman democracia; cuando en realidad es un show.  Porque si fueran siquiera medianamente honestos, que no lo son, deberían cambiarle el nombre de democracia, por otro; ya que en ningún lugar del Planeta puede existir una democracia de pobres…

En el entendido de que la democracia es el sistema de gobierno que se encarga de plasmar en los hechos la voluntad del Pueblo, se puede concluir que una democracia de pobres es un contrasentido…

Pero si en este guadalupano México, el alcalde de San Blas, en el Estado de Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, conocido como “Layín”, que reconoció que había robado, “pero poquito”, ¡lo volvieron a reelegir como su Presidente Municipal; qué otra cosa distinta podemos esperar los mexicanos en este “cambio” de “mando”…

Cuando lo que hay que cambiar en México, es el presidencialismo y sus nefastas consecuencias aplicadas durante décadas a los ciudadanos, hasta dejarnos en la penosa situación en la que hoy estamos por permitir que se deposite el Poder en una sola persona…

Y no lo digo por López Obrador, finalmente él se ganó la mayoría en el Congreso; y es legítimo.   Pero los anteriores Mandantes -que no Mandatarios; incluyendo al que va de salida- sin de facto tener la mayoría para sacar adelante sus aviesos y no aviesos proyectos, lo lograban corrompiendo al Poder Legislativo con dádivas…

Pero nadie quiere hablar de que ahí es donde comienza la corrupción; que no es endémica, ni genética.  Desde el preciso momento en que el Presidente en turno soborna, compra, a los legisladores -lo que por todos es sabido que así es, y el sistemita se extiende hasta los gobernadores-…

No es por gracia que según la ONU somos el País más corrupto de Iberoamérica; y el 2° en el mundo.  Y si alguien cree que las cosas van a cambiar; toda vez que el tabasqueño ha declarado que él es quien va a designar al procurador, o fiscal general, en vez de pugnar por una República; espero no desilusionarlos, pero nada va a cambiar…

El voto a nivel nacional -al igual que en Veracruz- no fue ni por Andrés Manuel, ni por Cuitlahuac; se votó contra el sistema.  Se votó contra el PRI.  Se votó por una esperanza…

Pero con tantos compromisos que le han caído encima a esa esperanza, será muy difícil que pueda cumplirles a todos, pues tiene toda una fauna nociva que por conveniencia se le ha sumado…

Y como los principales integrantes del Poder Judicial, es decir, Magistrados y Ministros -violando el Art. 39 de la Constitución que dice que los Poderes dimanan del Pueblo- siempre han sido de alguna manera designados, no electos, como correspondería, pues están a las ordenes del Ejecutivo que los propone, y así se cierra la pinza para que la Justicia, que debiera ser ciega, sea selectiva…

El tráfico de influencias se da principalmente entre la clase política; pero es más fácil echarle la culpa a los demás, cuando las raíces de la putrefacción están en el aparato oficial…

Y por supuesto también en las religiones, las que ancestralmente han violado los Derechos Humanos; y lo siguen haciendo.  La misoginia de la que hacen gala, ahí está más que presente; pero el tabasqueño dice que se va a asesorar con ellas -con los patéticos representantes de las religiones, para combatir la corrupción y las violaciones a los DH; lo que sería tanto como poner a la igle$ia en manos de Martín Lutero (1486 – 1546)…

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.