Sociedad 3.0

La crisis vivida en el seno de la LXIV Legislatura del Congreso veracruzano este martes 24, con motivo de la accidentada designación del Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción, que terminó por ser una imposición de los diputados panistas y perredistas, puso de relieve por primera vez una conformación de liderazgos hacia el régimen que iniciará en pocas semanas.

El gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, se puso al frente de la inconformidad morenista con un mensaje de Twitter de 38 palabras emitido alrededor de las 8 de la noche, en que fustigó la intentona yunista y adelantó que el asunto será impugnado y derrotado en tribunales.

Entre los más activos en el uso de la voz dentro del recinto legislativo estuvieron Cinthya Lobato, Amado Cruz Malpica, Guadalupe Osorno y Daniela Griego; el independiente  Sergio Rodríguez y, en una solitaria congruencia entre lo que dice y lo que hace, el diputado del PRD, José Kirsh, quien representa a Poza Rica.

Fue notable la información proporcionada por la diputada periodista, María Josefina Gamboa Torales, quien aseguró que el diputado electo por Tuxpan, José Manuel Pozos Castro, líder obrero y uno de los políticos más sólidos del entrante Congreso, sostuvo reuniones de avenimiento con diputados de otras fracciones para persuadirlos de que fuera la siguiente Legislatura la que designara al fiscal anticorrupción.

Maryjose afirmó que el tuxpeño Pozos Castro actuó en representación de Cuitláhuac García, lo que fue un anticipo de los primeros movimientos netamente políticos de los futuros actores a favor del proyecto inminente; además, la legisladora aprovechó para intentar emitir un extrañamiento al líder de los priistas, Juan Nicolás Callejas.

En la posterior rueda de prensa figuraron el morenista Zenyazen Roberto Escobar García, el priista Juan Nicolás Callejas Arroyo Roldán y el coordinador del Grupo Legislativo “Juntos por Veracruz”, Fernando Kuri Kuri.

La forzada designación de Marcos Even Torres Zamudio como Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción tuvo una de sus partes más grotescas en que después de ser introducido para rendir protesta, salió corriendo protegido por guaruras, acompañado de una diputada y rompiéndose la solemnidad del recinto legislativo por los jaloneos, insultos y hasta escupitajos.