El fin de semana pasado, murieron 15 personas y 12 resultaron lesionadas tras una ola sangrienta de ataques a bares y otros establecimientos en distintos puntos de Monterrey y el área metropolitana.

En total se realizaron 6 ataques a negocios. De acuerdo con el informe de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, los ataques ocurrieron en negocios de Monterrey, Guadalupe y Juárez.