Por Oswaldo Ceballos

¿Quién iba a decirlo? De Rusia, Croacia, Suecia e Inglaterra saldrá un finalista para Rusia 2018; a excepción de los británicos cualquier otro de los equipos tendría por vez primera una participación en una final de los mundiales.

Pero muy pocos daban a esas escuadras la posibilidad de llegar a la final y ahora cada uno de ellas tienen esta posibilidad histórica.

En esta parte de la llave, en teoría se anotaba la presencia de equipos como Argentina que su lugar fue ocupado por Croacia y también España que sí alcanzó a calificar en un primer lugar presupuestado pero que fracasó rotundamente al irse rápido en los octavos de final.

Rusia sorprende porque un fútbol mezquino lo ha llevado hasta los ocho finalistas. Es cierto que a pesar de no gustar, es válido el meter el camión atrás.

El anfitrión tiene enfrente a un equipo croata quien se mostró dubitativo ante Dinamarca en la ronda anterior y Croacia está mentalizada en tener que buscar abrir el candado ruso, Cherchesov no se va arriesgar en abrir el partido a menos que reciba un gol antes de la primera media hora.

Inglaterra tiene en sus manos el por fin arrancar la malaria y trascender hasta llegar a la final, sería una locura para los británicos y aunque no llegase a ganar el título lo cierto es que para ese país sería un éxito este mundial.

Los suecos dominan el estilo y sistema que eligieron usar (¡ojo Osorio!) y no se van a salir del esquema que los hizo dominar a Italia en la recalificación y ser primero de grupo en Rusia.

Suecia apuesta a sus condiciones física, a su disciplina defensiva y me encanta la idea de ver a Harry Kane combatir contra el cerrojo escandinavo; ahí veremos de qué está hecho el huracán inglés.

Y haciéndola de Mojoni Vidente, voy con Croacia e Inglaterra.

@ValdoFC1