Mientras Cuitláhuac García convoca a la conciliación y asegura que no vengativo dos candidatas electas de su partido inician su jornada anunciando auditorías a la Junta de Coordinación Política y señalando al fiscal Winckler como ajeno a la autonomía de la institución que representa. Lo de la auditoría a la Junta de Coordinación Política lo amerita, lo del fiscal será valorativo mientras no haya pruebas que lo afirmen, pero no es la mejor actitud esa actitud revanchista en quienes debe caber la prudencia y moderación política.