ALPIE0715
AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

El gobernador Miguel Ángel Yunes es uno de los pocos que puede presumir de conocer hasta en lo íntimo de su ser a Elba Esther Gordillo.

Y sabe de lo que la maestra puede ser capaz cuando alguien la traiciona o defrauda.

Dicen quienes han estado muy cerca de ella, que como amiga la ex lideresa magisterial puede tener muchos defectos, pero que como enemiga… ¡es perfecta!

Yunes y su primogénito ya lo comprobaron en los comicios del pasado 1 de julio, en los que la maestra operó para MORENA.

El padre y el hijo tenían una deuda con ella, quien en octubre de 2007 no sólo asistió como invitada de honor a la fastuosa boda de Miguel Ángel Yunes Márquez con Patricia Lobeira en Boca del Río, sino que unas semanas antes le habría sugerido vía telefónica al entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán que neutralizara a sus operadores electorales para facilitarle así al junior de Yunes Linares su primer triunfo como candidato del PAN a la alcaldía boqueña.

Como ya se sabe, entre Herrera Beltrán –el más odiado enemigo político de Yunes– y Gordillo existía una “alianza indestructible” desde la sucesión estatal de 2004 en la que el cuenqueño le arrebató al de Soledad de Doblado la nominación priista a la gubernatura. Posteriormente el amarre de Fidel con Elba Esther continuó en 2010, lo que hizo que el fidelista Javier Duarte derrotara en las urnas al ex director del ISSSTE, pese al apoyo del presidente Felipe Calderón.

Y es que como director del ISSSTE, Yunes comenzó a distanciarse de Gordillo, quien a finales de junio de 2011 exigió en conferencia de prensa que se auditaran los procesos administrativos de dicho Instituto ya que, dijo, desde 2007 se “tienen evidencias de que existen malos manejos”.

A la semana siguiente, Yunes le respondió a su ex jefa política. Relató que en febrero de 2007, en San Diego, California, le había exigido que mensualmente le entregara 20 millones de pesos para financiar las actividades del PANAL. Dijo que el encono de Gordillo en su contra era porque él no fue su súbdito ni cómplice. “Soy hombre honorable, lo he sido toda mi vida. Por eso no acepto ni de ella ni de nadie acusaciones como las que hizo el pasado 29 de junio, cuando la profesora aseguró que en el ISSSTE ha habido malos manejos del dinero, en particular de 50 mil millones de pesos ejercidos entre 2007 y 2010”, rechazó.

Por eso, en febrero de 2013 Yunes se solazó con la aprehensión de Gordillo, procesada por el presunto desvío de más de 2 mil millones de pesos de las cuotas sindicales. Pero la maestra está de vuelta, aliada ahora con López Obrador. Y ya comenzó a operar para retomar el control del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

¿Presionará para que se le dé curso a la averiguación previa FED/SEIDO/VEIORPIFAM-DF/0000445/2016, iniciada por la PGR en agosto del año antepasado por una denuncia penal que la Sección 32 del SNTE presentó contra el ex director del ISSSTE?

Y es que, como se recordará, Yunes fue acusado de apropiarse de más de 230 millones de pesos de “comisiones” y “retenciones” indebidas de miles de maestros y burócratas federales que la empresa Consupago, S.A. de C.V., representada por Sergio Chedraui Eguía –con quien el panista firmó varios convenios de colaboración cuando dirigió el ISSSTE–, triangulaba a través de “transferencias ilícitas” a otras tres empresas en las que además del actual gobernador figuraban como accionistas su esposa, Leticia Isabel Márquez Mora, y sus hijos, el entonces senador Fernando Yunes Márquez; el alcalde de Boca del Río todavía en funciones, Miguel Ángel Yunes Márquez, y Omar Yunes Márquez.

Todos eran señalados como accionistas o integrantes de los consejos de administración de Cobranza y Recuperación, S. A. de C. V.; Corporate Linkage, S. A. de C. V., e Intermediación Corporativa, S. A. de C. V., las cuales recibían “transferencias ilícitas” de la empresa de Chedraui Eguía, quien murió el 3 de junio de 2012 a causa de un infarto mientras corría una maratón en Chapultepec.

La denuncia de hechos –que quedó asignada a la fiscal Jésica Salgado Ruiz– señala que de diciembre de 2006 al 22 de febrero de 2010, Yunes Linares autorizó “préstamos en efectivo”, “financiamientos” y todo tipo de créditos con descuentos vía quincenal a trabajadores, cuyas retenciones iniciales recaían en Consupago, pero que ésta transfería después, a “título de comisión”, a las empresas donde los accionistas eran integrantes de la familia Yunes Márquez.

“Se aprovechó de su puesto como director general del ISSSTE, acordó con Consupago transferir recursos retenidos a los trabajadores, para posteriormente, de manera ilícita, recibirlos a través de empresas propias y familiares como supuestas comisiones”, se consigna en la hoja 5 de la denuncia de hechos.

En el polémico convenio de colaboración que celebraron el ISSSTE y Consupago no se especifica la transferencia de “retenciones” y “comisiones” a las empresas cuyos accionistas son los hijos de Yunes Linares, pese a que dicho convenio se le hicieron varias adendas modificatorias.

El contrato, firmado el 15 de mayo de 2008, está rubricado por el proveedor Sergio Chedraui Eguía y Jesús Villalobos López, subdirector general de Finanzas del ISSSTE y quien posteriormente sustituyó a Yunes Linares cuando éste fue postulado por primera vez en 2010 por el PAN a la gubernatura de Veracruz.

En agosto de 2016, el área jurídica de la Sección 32 del SNTE afirmó que por esta denuncia penal a Yunes Linares se le podría fincar responsabilidades por ejercicio abusivo de funciones, operaciones con recursos de procedencia ilícita, por “obtener beneficios económicos” como servidor público y por enajenar recursos públicos para su beneficio personal.

El convenio con la empresa de Chedraui Eguía fue rubricado también por Luis Felipe Castro Sánchez, director del Sistema Integral de Tiendas y Farmacias del ISSSTE, quien fue señalado por desviar fondos del Instituto, hacer “compras infladas” de medicamentos e insumos, así como traficar con la nómina y matrícula de los empleados, según acusaciones hechas por la Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos, la cual fue impulsada por Elba Esther Gordillo para hacerle contrapeso a la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) que lidera el senador priista Joel Ayala Almeida.

Así que aunque Yunes Linares lograra imponer a un Fiscal Anticorrupción a modo en Veracruz, de nada le serviría para blindarse si finalmente esta denuncia penal del fuero federal es reactivada por la PGR en la administración lopezobradorista; claro, siempre y cuando el procurador del presidente Peña Nieto, Alberto Elías Beltrán –con quien el mandatario veracruzano se reunió en privado el jueves de la semana pasada, luego del encuentro de la CONAGO con López Obrador– no le dé carpetazo antes de diciembre próximo.

EL YERNO ‘INCÓMODO’

Nos comentan que el yerno del Oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Abel Cuevas Melo –que según sería originario de  Costa Rica–, estaría haciendo jugosos negocios con distintas dependencias del Gobierno del Estado mediante una empresa de marketing y diseño.

Quienes lo conocen aseguran que anda emocionalmente deshecho no sólo porque ya se le terminó el “negocio” sino porque, nos dicen, ya no se quiere regresar a su país donde hay una crisis económica peor que en México.

También nos dicen que el yerno “incómodo” habría negociado un jugoso contrato con uno de los candidatos a gobernador que perdió la elección y con el cual daba por hecho que se haría rico.

Ni hablar, ya será para dentro de seis años. Servidos.

YUNES: ¿DESINFORMADO?

A ver, a ver… ¿cómo está eso de que la Fiscalía General del Estado (FGE) no puede dar con el paradero del ex alcalde de Coxquihui, Reveriano Pérez Vega, (a) “El Pelón”, y por el que la Secretaría de Seguridad Pública ofrece también hasta un millón de pesos de recompensa “a quien proporcione datos que lleven a la captura de este peligroso delincuente”?

Pérez Vega, como lo recordó este domingo el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, fue desaforado en octubre de 2017 debido a que la FGE lo acusó de evasión de presos y abuso de autoridad, entre otros crímenes, pues además es señalado de liderar a la banda de “Los Pelones” vinculada al robo de combustible.

Sin embargo, la semana anterior fue convocada una “gran convivencia MORENA” que tuvo lugar este sábado 14 a las 2 de la tarde en el auditorio de Entabladero, la principal congregación del municipio de El Espinal, en la sierra de Papantla.

Y, entre los convocantes, además de los líderes y candidatos electos de MORENA, figuraba “el amigo del pueblo Reveriano Perez Vega”.

¿A poco un evento como éste, que estuvo a reventar y cuyo convocante fue tan “peligroso delincuente”, se les pasó a los informantes de la SSP y de la Secretaría de Gobierno?

Ahora se entiende por qué el hijo del gobernador perdió la elección del pasado 1 de julio. ¡De qué le sirvió despilfarrar tanto dinero si aparte de arrogantes y soberbios se rodeó de inútiles e ineptos!