Fuera de toda ortodoxia política seis gobernadores integrados en  la Asamblea de gobernadores de Acción Nacional se pronunciaron por trabajar coordinadamente con AMLO una vez investido presidente de la república. Ese gesto político lleva a la vez un mensaje hacia su partido, el PAN, pues no utilizó su conducto para hacer el pronunciamiento referido. Además, refleja la lucha interna que bulle al interior panista pues estos gobernadores exigen la “renovación urgente de su dirigencia, garantizando la equidad, legalidad e imparcialidad del proceso”. Sin duda la derrota electoral removió las graves fisuras en las filas blanquiazules, cuyos dirigentes permanecen callados, como en estado catatónico.