Viernes contemporáneo

Armando Ortiz                                               

Ghaleb Krame Hilal, quien fuera jefe de asesores del convicto Bermúdez Zurita, señalado por actos de abuso de autoridad y de ser partícipe de muchos de los actos de corrupción cuando era director de Vinculación Institucional y Prevención del Delito de la SSP, se anda promocionando mostrando su currículum en algunos portales informativos que le hacen el “favor” de colocarlo como si fueran agencia de colocaciones. Ghaleb, cercano a Bermúdez Zurita, se cree que puede ser parte del gabinete de Cuitláhuac García, por ello se pone como el non plus ultra de la seguridad en el país, el que se las sabe de todas, todas. Por cierto, en ese currículum que publica no pone el nombre de su exjefe Arturo Bermúdez Zurita, quien por cierto le pegaba unas regañizas que terminaban en algo más que palabras. Otro que también se anda moviendo es el “Centauro” de Adolfo Mota, un tal Luis Alberto Muñoz López. Este señor, dueño de una empresa de seguridad llamada Centauro, fue acusado por Miguel Andrade de invadirle un terreno que él le prestara para poner un restaurante. Pues este sujeto también se está adelantando, mostrándose sus “virtudes” para ver si le dan el Consejo Estatal de Seguridad. ¡Pobres ilusos!

¿Quiénes son los empresarios que exigen pagos al gobierno actual?; si no les pagan ahora, en el gobierno de la austeridad menos

Por supuesto, los empresarios que están presionando para que se les paguen sus adeudos están en su derecho. Pero sería interesante saber qué es lo que están pidiendo que se les pague. Para empezar las deudas que tienen con gobierno del estado se contrajeron en los tiempos de Javier Duarte. Muchas de esas deudas, no todas, corresponden a la forma como Duarte y compañía acostumbraba hacer negocios. Muchas de esas deudas que contrajeron con Javier Duarte son de insumos con precios inflados, son obras inconclusas, de obras que nunca se realizaron, de empresas periodísticas que se prestaron a adularlo, que se pusieron al servicio del sociópata de Duarte. Para ellos es buen momento este para exigir que se les pague, porque sienten que, si este gobierno se acaba en el próximo gobierno, el de la austeridad, menos les van a pagar. Menos les van a pagar si el próximo gobierno se da cuenta que muchas de las deudas contraídas tienen que ver con gastos falsos y superfluos.

Muy preocupado Belauzarán por los expresidentes; pobre pendejo, debería preocuparse por los mexicanos de a pie, y no por los que arruinaron este país

Fernando Belauzarán, fallido diputado del PRD a una diputación federal, dijo en su cuenta de Twitter que quitar la seguridad a los expresidentes es “un despropósito”, pues se pone en riesgo su vida. El perredista que perdiera la elección a diputado federal en contra de Gerardo Fernández Noroña señaló que, si algo pasa a los expresidentes, López Obrador será el responsable. ¿Pues qué chingaos hicieron los expresidentes como para tener que llevar 25 escoltas después de tantos años de dejar el poder? Habría que aplicarle a Belauzarán eso de que “el que nada debe, nada teme”. Aunque lo mejor sería recordarle a este político venido a menos que mejor debería preocuparse por los ciudadanos de a pie, que todos los días salen a trabajar sin ninguna seguridad privada. Los expresidentes se hicieron de suficientes recursos como para pagar de su bolsa un chofer y dos escoltas si quieren. Pero el mexicano de a pie sólo cuenta con su entereza, con su valentía, con su urgencia por salir adelante. Pobre pendejo, mira que preocuparse más por los expresidentes que dejaron este país hecho una ruina que por los mexicanos que lo han tenido que levantar.

aortiz52@nullhotmail.com