El gobierno encabezado por Peña Nieto ofreció, entre otras grandes obras, realizar el proyecto del Tren Transpeninsular en Yucatán y el tren Méxco-Querétaro, un proyecto largamente contemplado, pero por una u otra razón quedaron en el limbo; entregará sí la ampliación del Puerto de Veracruz  otras obras de gran calado. Ahora, AMLO contempla cingo grandes proyectos: el Tren Maya, el Corredor Transistmico, dos nuevas refinerías y el tren México-Querétaro. ¿Quién en México no quisiera ver esas obras concluidas en los seis años venideros? Ojala, se cumplan.