Si ya de por sí es bastante preocupante el que AMLO insista en ser él quien designe al Procurador General, ya que da a entender claramente que no está a favor de establecer una República…

 Pues aunque operativamente la Procuraduría depende del Ejecutivo, es decir, no es un Poder aparte.  Que el futuro Ejecutivo insista en manejar la procuración de la Justicia; cuando es clamor general que el cargo debe de ser independiente, da a pensar que el esperado cambio va a ser más de lo mismo.  Un Fiscal transexenal es inaceptable…

Curiosamente tampoco nadie ha declarado nada respecto a la designación de los Ministros de la Suprema Corte, a quienes “propone” el Ejecutivo -en el caso de los Estados, los Magistrados son “propuestos” por el Gobernador- y los aprueba el Legislativo…

Cuando para que exista una verdadera República, los Ministros y los Magistrados deben de ser electos por el Pueblo, como sucede en otras naciones como Japón, y los mismos EE.UU. donde hasta los sheriffs y los alguaciles son electos por los ciudadanos…

Pero si a pesar de que somos imitamonos, el ejemplo de naciones más civilizadas no fuera suficiente, ahí está el Art. 39 de la Constitución, que claramente establece que “Los Poderes dimanan del Pueblo”… 

Por si alguien tiene a bien el hacérselo saber a los honorables Ministros de la SCJN.  Sobre todo porque su Presidente Luis María Aguilar Morales, declara a voz en cuello -y así lo dicen en los spots- que la SCJN es garante ante el Pueblo del cumplimiento de la Constitución…

Porque referente al citado Art. 39, yo le envié un escrito; y el Ministro Presidente ni siquiera tuvo a bien el darle respuesta.  No obstante que el Art. 8° de la propia Constitución -de la que dice ser garante- establece que debe de dar respuesta a los oficios que de manera respetuosa le sean dirigidos…

 Quizá don Luis María tiene cosas más importantes en qué pensar; en vez de andar soñando en establecer una verdadera República.  En este nuestro México, todo puede suceder…

 Y si es ciertamente preocupante el que no parece que en ese sentido -para vivir en un Estado de Derecho- vaya a haber un cambio favorable -finalmente ya estamos más que acostumbrados a que la Justicia sea injusta-…

Es peor aún el perverso adoctrinamiento que ya están recibiendo las juventudes por parte de los religiosos; que a río revuelto quieren, como siempre, sacar ventaja y llevar dinero a sus arcas…

 Ya todos andan por las calles y en los medios de comunicación promoviendo imponderables sueños mafufos de infiernos y cielos.  Ya se escuchan en programas radiofónicos con voces de “payasitos” y “ardillitas”, que hablan de lo bueno que es ese dios al que hay que agradecerle siempre todo lo que sucede…

Y dándoles “consejos” a los niños: “Para que duerman bien y “diosito” los proteja y así tengan sueños felices, deben encomendarse a él y rezar antes de dormir”…

Y después de ese adoctrinamiento para creer en estupideces, pues finalmente los sueños dependen de lo que se cena -no tiene los mismos sueños quien se come una ensalada, que quien se avienta un plato de pozole…

Escuché en seguida -casi como masoquista- otro programa en el que una señora daba ¡testimonio! de que su marido había regresado gracias a los “trabajos” metafísicos de no sé quién…

 De por sí somos una nación de idólatras y encima de todo enferma; con ese tipo de adoctrinamiento para creer en milagros, no vamos a llegar al cambio que todos esperamos.  Las cosas se compondrán con trabajo y voluntad, no con milagros…

 Si no se paran ese tipo de programas “esotéricos”; al igual que los de curas milagrosas y toda la comida chatarra, causante sin duda de muchas enfermedades y sus consecuentes desviaciones mentales, nada va a cambiar.  Nadie puede llegar a un destino diferente si vuelve a tomar el mismo camino; y nosotros somos el resultado de lo que hemos comido…

 Por cierto que el Estado Suizo acaba de enviar documentos al propio Estado Vaticano, que podrían confirmar el lavado de dinero por parte del Instituto de Obras Religiosas, conocido como Banco del Vaticano.  Si esos son los buenos, cómo hemos de ser los malos ¡vaya!…

 En el caso de Veracruz, regresando con el Art. 39 de nuestra Constitución del que las Autoridades no quieren saber nada, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, tal vez previendo que su hijo del mismo nombre no la iba a hacer, a pesar de todo el apoyo económico y oficial para que heredara el cargo, “jubiló” a 15 Magistrados y “propuso” a  otros 15 -entre ellos a quien fuera su secretario particular- y la H. Legislatura los aprobó.  ¿Cómo ven amables lectores?-…

 Garantizando de esa manera la impunidad de él y sus dos hijos.  El frustrado aspirante a la gubernatura fue alcalde de Boca del Río y lo mismo y trae cola que le pisen; y su hermano Fernando que lo es actualmente del Puerto.  Y luego dicen que no quieren cacicazgos…

Y colorín colorado, este cuento apenas ha empezado.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.