Místicos y Terrenales

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

• Veracruz, le dio más de 2 millones de votos a AMLO
• Fernando Yunes, dice que se va para que le digan que se quede

El nombramiento de Manuel Huerta Ladrón de Guevara como coordinador estatal del gobierno de la República, sirvió para levantar especulaciones de que peleara el poder con Cuitláhuac García.
Tal vez en otros estados la designación busque contrarrestar a los gobernadores, pero en Veracruz el nombramiento es para crear una sinergia y que los recursos del gobierno federal sirvan para complementar las acciones del gobierno del estado.
Vaya, pues, Manuel Huerta debe ser el puente entre las necesidades de Veracruz y la disposición de recursos del gobierno federal para la entidad: “Lo que vamos a hacer es representar al gobierno federal, orientar los trabajos de cara a la ciudadanía, el envío de los recursos no pasará por la coordinación general, más bien pasa a través de la secretarías”, dijo durante una entrevista que le hicieron en Veracruz ciudad éste 13 de julio.
Tampoco –aseguró- esto es el regreso del presidencialismo totalitario, donde nada se movía sin la voluntad del presidente.
¿Será un virrey, será un vicegobernador?, le preguntaron los reporteros, buscando el resquicio de autoritarismo en la nueva figura.
“No, al contrario, estamos en un ejercicio de ampliar la democracia participativa, no nos basta con la democracia electoral, vamos a gobernador con el pueblo y siempre al lado del gobernador Cuitláhuac García y en coordinación con él, muy respetuosos de su investidura y de su cargo”, respondió.
Cuitláhuac García será el gobernador, quien defina el rumbo del estado, quien marque lo qué se debe hacer, cómo se debe hacer y cuándo se debe hacer.
Manuel Huerta no puede –no debe- invadir esas esferas de decisión. El estado no está para confrontaciones.
Ambos, Cuitláhuac García y Manuel Huerta, vienen trabajando en el proyecto de Andrés Manuel desde hace mucho tiempo y van en la sintonía de fortalecerlo, para que el gobierno de López Obrador prospere.
Cuitláhuac García y Manuel Huerta han caminado juntos desde hace mucho.
De hecho Manuel Huerta fue desde antes impulsor y promotor de la candidatura de Cuitláhuac García para el gobierno del estado en éste 2018.
Manuel Huerta ha trabajado por el proyecto de Morena desde mucho antes y al contrario de otros que buscaron posiciones legislativas para las elecciones de éste año, él se mantuvo en la dirigencia estatal, acomodando, acordando, negociando, para que salieran las postulaciones de los 30 candidatos a diputados locales, los 20 candidatos a diputados federales y los 2 candidatos a senadores.
Manuel Huerta asumió el papel de dirigente estatal y no pretendió una curul, ni siquiera plurinominal.
“No es conveniente. Sí quiero que la elección salga bien, que tengamos la mayor cantidad de triunfos, me tengo que dedicar de lleno a la coordinación estatal. No me puedo distraer pensando que hacer para tener una diputación o una senaduría”, mencionó en alguna ocasión.
Manuel Huerta negoció con la dirigencia del Partido del Trabajo y del Partido Encuentro Social, para mantener la alianza en Veracruz y que no ocurriese lo que pasó en Campeche, en Zacatecas, Tlaxcala, en Quintana Roo, en Hidalgo, o en Michoacán, donde la coalición se rompió.
Había que mantenerla unida, pero además evitar que los candidatos flaqueasen ante las amenazas o simplemente que dejaran la postulación porque pensaban que no podrían llegar o porque fueron cooptados por Miguel Ángel Yunes. Gustavo Moreno Ramos, renunció a la candidatura a la diputación local en Misantla, “por razones de carácter personal” y ese fue uno de los distritos en donde Morena ganó.
Le tocó vigilar que el convenio de coalición para el estado estuviera bien hecho, para que no pasase lo mismo que en el Estado de México, donde fue invalidado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
“Se están reforzando las estructuras de organización y se dan más encomiendas”, declaró en diversos momentos, apuntalando precisamente que le tocaba armar y fortalecer la estructura.
La experiencia política le mostraba que ningún movimiento podría prosperar sin una estructura de promoción del voto, de vigilancia del voto, de contención del mapacheo.
Esos 2 millones 59 mil 209 votos que tuvo Andrés Manuel en el estado, no hubieran llegado solos.
Fue el 54 por ciento de la votación emitida.
Una cantidad más que impresionante.
Veracruz es el estado que le dio la tercer mayor votación a AMLO: El Estado de México, fue su gran caudal, con 4 millones 373 mil 267 votos (ahí, hasta Atlacomulco -la cuna del grupo político del presidente Enrique Peña Nieto- votó por Morena). Le siguió la Ciudad de México, con 3 millones 118 mil 478 votos.
Luego está Veracruz con sus más de 2 millones de votos, seguido de Puebla, donde AMLO consiguió 1 millón 754 mil 596 votos; por eso es que Morena pelea con tanta furia el triunfo en esa entidad.
Y Coatzacoalcos fue el distrito electoral federal que más votos le aportó en el estado a Andrés Manuel, con 146 mil 399 votos; el sur de la entidad se consolidó como de Morena.
Manuel Huerta trae historia con Andrés Manuel desde hace mucho, por eso es uno de los fundadores de Morena en la entidad.
También fue fundador y miembro del consejo estatal del PRD en el estado.
Su formación profesional es doble: Licenciado en Derecho y en Sociología por la Universidad Veracruzana.
Su cercanía con Andrés Manuel se muestra porque ocupó diversos cargos cuando fue Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, e igual con Marcelo Ebrard.
Veracruz merece buenos gobiernos, no confrontaciones por el poder.
Hace falta que los místicos realmente trabajen por el bienestar de los terrenales.

FERNANDO YUNES, DICE QUE SE VA PARA QUE LE DIGAN QUE SE QUEDE. El presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, hijo de Miguel Ángel Yunes Linares, inicio una campaña de autojustificación de su ausencia del municipio.
Fernando Yunes simplemente se fue de vacaciones.
Pero antes dejo correr versiones de que “algún día” podría no estar en la presidencia municipal de Veracruz.
Por lo pronto el jueves 12 de julio se hizo el desaparecido en dos eventos ya programados:
Una audiencia con grupos de Antorchistas en el municipio de Veracruz, para revisar diversas demandas de los mismos.
Finalmente, nadie los atendió.
Después fue la presentación del programa turístico “Escápate a Veracruz” (por cierto, está horrible). El evento fue una muestra más de que al gobierno del estado no le interesa la promoción turística en la entidad, porque tampoco llegó el secretario del ramo, Leopoldo Domínguez, ni siquiera porque se supone que es parte del sector en esa misma plaza de Veracruz ciudad.
Fernando se hace el desaparecido para que sus allegados le digan: No te vayas, haces falta.
Pero la verdad es que tal vez Veracruz podría estar mejor si tiene un presidente municipal que se preocupe realmente por el municipio y que no esté pensando sólo en la próxima elección.
Fernando Yunes aún se siente de la gran realeza mística de Veracruz.
Como la historia del rey que no creía que lo pudieran derrocar porque el pueblo lo aclamaba todos los días.
Pero si las cosas ya cambiaron el 1 de julio, cambiaran más en los próximos días.