Por si acaso…

Por Carlos Jesús Rodríguez

*El poder para hacer negocios
*Cuitláhuac viene a “limpiar”

CUÁNTAS COSAS irán surgiendo en los meses que aún restan a la actual administración estatal que involucran a los llamados “jóvenes del cambio” que, a decir verdad, resultaron, en algunos casos peores que ciertos duartistas que ya es mucho decir, como el caso –acumulable a otros tantos- del afamado “Bailador”, Sergio Hernández al cuadrado que, al igual que su dirigente Estatal panista, José de Jesús Mancha acaparó obra pública en el municipio de Emiliano Zapata, uno de los más disputados en la elección municipal de 2016 cuando fueron anulados los primeros comicios. Y son los propios habitantes del municipio que lleva el nombre del prócer agrarista y revolucionario los que cuentan que en el reciente Concejo Municipal encabezado por el panista José Manuel Carmona Fernández, la obra pública fue acaparada por una constructora propiedad del, todavía, titular de la Junta de Coordinación Política del Congreso, algo que tendrá que investigar el Órgano de Fiscalización Superior, Orfis que, cuando la persecución duartista se puso a las órdenes del yunismo y ahora, tras la derrota de estos últimos, seguramente hará lo propio con los morenistas, una condición que le ha dado buenos resultados al titular de esa instancia, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez en aras de mantenerse en el puesto. En Emiliano Zapata, curiosamente, perdió Cuitláhuac pese a ser morenista y ganó el PAN, por lo que uno se pregunta qué explicación darán las autoridades al próximo Gobernador.

PERO NO es el único caso. A principios de este mes, tras negarlo insistentemente y hasta decir que era víctima de un complot producto de la “guerra sucia”, el dirigente estatal del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón, reconoció ser propietario de cinco empresas que se beneficiaron con más de ¡70 millones 86 mil pesos!!!” a través de contratos otorgados por distintas instancias del Gobierno Estatal panista, esto es, licitaciones de obras públicas y convenios publicitarios en los ejercicios fiscales 2017 y 2018. Para ello utilizó a las sociedades mercantiles: Izal Inmobiliaria S.A. de C.V., Multiservicios El Elemento S.A. de C.V., Biodiversidad del Golfo S.A. de C.V., Innovadora en Medios S.A. de C.V. y Multimedios Periodísticos S.A. de C.V., todas domiciliadas en Xalapa, y al viejo estilo de la corrupción que tanto critican y que dicen perseguir, las metió a “competir” entre ellas para que perdieran cuatro y se beneficiara alguna, todas de su propiedad. Las cinco empresas recibieron nueve licitaciones de las Secretarías de Educación de Veracruz (SEV), de Desarrollo Social

(SeDeSoL) y de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) pero, paralelamente, obtuvieron convenios del Congreso local -con mayoría panista- y de la Fiscalía General del Estado a cargo de Jorge Winckler Ortiz, que se dice “amigo personal” del gobernador, y que algunas versiones indican que ahora que el barco se hunde intentó renunciar a la Fiscalía Estatal pero fue retornado con cara destemplada: -llegamos juntos y juntos nos vamos- dicen que obtuvo como respuesta quien ahora busca reconocimiento de colectivos, cuando debió dedicarse a desarrollar su trabajo con transparencia y seriedad y no confundiendo la dependencia con un set de comicidad.

PEPE MANCHA –y vaya que mancha- no usó como prestanombres a personas de escasos recursos, como Javier Duarte de Ochoa y su pandilla, sino a su propia esposa y madre, respectivamente, pues de acuerdo a las indagatorias periodísticas, entre otras de E-Consulta, una de las empresas, Multiservicios El Elemento, tiene como socias a Rosa María Ruiz Gaytán y Monserrat Ortega Ruiz, quien es su cónyuge, la cual recibió en 2017 por parte de la Fiscalía del Estado un contrato para construir un Centro Integral de Justicia, en Cosamaloapan, por 27 millones 851 mil 562 pesos. Pero “Multiservicios El Elemento” obtuvo también de SeDeSoL la adjudicación directa SEDESOL-DGISB-002/2017, relativa a la “Construcción de piso firme en la región Totonaca (suministro y colocación para la elaboración de concreto en sitio) en diversas localidades del municipio de Papantla”, por 6 millones 470 mil 325 pesos. Esa empresa “ganó” paralelamente licitaciones por 13 millones de pesos en SEDESOL mediante la convocatoria de la licitación pública SEDESOL-DGISB-LP- 007/2017 correspondiente a la “Construcción de cuatro dormitorios para la Región Totonaca”. Incluso, dicha compañía simuló competir con otra empresa de Mancha Alarcón: IZAL Inmobiliaria. Se sabe que seis empresas buscaron la licitación LO-93007995-E86-2017 para la pavimentación de un camino en Uxpanapa, y el 9 de Agosto de 2017, la SIOP –que dirigía en ese tiempo el Senador electo, Julen Rementería del Puerto- emitió el fallo de adjudicación, y ¿a quién creen que se la dieron?. En efecto, a IZAL Inmobiliaria por un monto total de 16 millones 779 mil 039 pesos propiedad de la esposa de Mancha, además de otro contrato con el que obtuvo 7 millones 434 mil 754 pesos para la construcción de muros de contención en el camino Naranjal-Tezizapa, en el municipio de El Naranjal.

OTRO QUE mantuvo el Gobernador en el poder –subsecretario de Economía- pese al descalabro en que dejó a las arcas de Perote fue Paul Martínez Marie, pues ahora se sabe que pagó 36 obras inconclusas con recursos de Fortafin. Y es que en 2016, cuando era alcalde de Perote habría incurrido en diversas irregularidades al autorizar 36 obras de infraestructura (pavimentación de calles) para 12 colonias del municipio, por un monto de 38 millones 678 mil 092 pesos del programa de Fortalecimiento Financiero (Fortafin)- A-2016, trabajos que fueron reportados como concluidos, incluso pagados, pero que en los hechos quedaron inconclusos, a medias o con un menor porcentaje de avance, lo que demuestra que el Nuevo PAN o los muchachos del cambio resultaron tan complicados como los duartistas, además de buenos para los negocios subrepticios.

SEGURAMENTE EN los meses que le faltan al actual gobierno seguirán emergiendo cositas que involucran a la generación del cambio, esos jóvenes que llegaron con Miguel Ángel Yunes Linares y que eran puestos como ejemplo de buena conducta –habría que preguntarle a Cinthya Amaranta Lobato Calderón sobre el comportamiento de algunos en el Congreso local, a tal grado que en su momento acusó al titular de la JuCoPo de escenificar francachelas con dinero del Congreso donde corría el licor, menudeaban las mujeres y hasta algunas sustancias relajantes-. No cabe duda que cae más pronto un hablador que un cojo, y en estas cuestiones, más vale que enderecen el barco, porque muy a pesar del afamado “Amor y paz” de AMLO, Cuitláhuac viene con la espada desenvainada. Al tiempo. OPINA carjesus30@nullhotmail.com