Redacción- 2018-07-2709:28:00- De las 4 plantas de tratamiento que existen en Boca del Río solo está trabajando una, la de Costa de Oro, y no funciona más que al 30% de su capacidad, señaló el coordinador de la agrupación Bocaverme, Gaspar Monteagudo Hernández.

Las demás plantas de tratamiento se encuentran apagadas, la de La Carranza, la de Las Vegas, y la que existía en Boca del Río que se destruyó para construir el estacionamiento del Foro Boca. Ante esta deficiencia se vierten las aguas crudas al mar contaminando los mantos freáticos.

Al separase Boca del Río de Veracruz y Medellín, licita el CAB que no traía ni un peso para invertir, la concesión tuvo que esperar a que pagaran los usuarios el sistema de agua anticipado para hacerse de recursos, relató el ambientalista.
“Todos sabemos que en Boca del Río no hay agua, en primera, y en segunda el agua que llega no es potable, llega con tierra, apestosa, lodosa, están cobrando un sistema de drenaje que no existe y te cobra el saneamiento que tampoco hay, porque las plantas de tratamiento están apagadas”, lamentó.

La descarga de las aguas negras se vierten en varios puntos, uno es abajo del estacionamiento del Foro Boca que llega directamente al Río Jamapa para desembocar hacia las playas.

Falta voluntad e inversión

Los turistas brincan los ríos de aguas negras que se ubican debajo de Mocambo en el cárcamo de bombeo que salen al infonavit El Morro.

El ambientalista aseguró que existen unas llaves que abren en la noche para que salgan las aguas negras, al no hacerlo se salen por La Tampiquera.

Pese a la deficiencia en el tratamiento de aguas residuales se incrementó el cobro cerca de un 60% más de lo que se pagaba el año pasado.

Monteagudo Hernández reconoció que hay un vacío que se quedó porque ahora el CAB (Compañía de Boca) ya no te cobra alcantarillado entonces quien te brinda el servicio es el Ayuntamiento o la concesionaria, la verdad es que tienen

años sin operar las plantas de tratamiento aunque existe la infraestructura solamente falta ponerlas a trabajar.

Resaltó que si la empresa quisiera echarlas a andar en menos de 3 meses estuvieran saneando por completo todo el drenaje de Boca del Río porque existen las plantas y la infraestructura, solo le faltan algunos recursos.

Condenó que se pague un tratamiento de aguas residuales a CAB cuando no se están tratando, asimismo lamentó pagar por un servicio de agua potable que no se está dando o por un drenaje cuando no se está dando un drenaje real.

En su opinión argumenta el ambientalista que la concesión no invierte porque es una ‘empresa fantasma’, aclaró que no tiene las pruebas reales pero  sospecha que únicamente la agarraron para cobrar el dinero para las campañas. “Te la presto tu cobras, que siga operando total a la gente no le importa”, dijo convencido.

Impacto grave

El impacto ambiental es grave porque no solo se vierten aguas sucias sino también los sólidos, los lodos que van a parar al mar, a los arrecifes acabando con ellos. Por si fuera poco la gente tira todo al drenaje, las grasas, los aceites, la basura, los desechos que se va directamente al mar afectando las especies.

En el último estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Veracruz se determinó que en el Canal de la Zamorana en donde antes se veía agua transparente, acudiendo gente a pescar, inclusive, hoy presenta ‘oxígeno cero’, eso significa que no hay vida, que está inerte abajo debido al excremento que se manda por los drenajes y de las plantas de tratamiento que no están trabajando.

“En lugar de haber construido un majestuoso palacio para la cultura (Foro Boca) primero hay que empezar por la cultura de la conservación del cuidado del medio ambiente, eso hubiera hablado mejor del exalcalde de Boca del Río, y mejor prefirió meter el tubo hacia abajo de las escolleras, poniendo un estacionamiento, mientras el medio ambiente que se acabe”, contrastó.

La contaminación por no tratar las aguas genera una epidemia generalizada de tifoidea que deriva de aspirar las aguas negras alrededor del Canal de la Zamorana en colonias como La Carranza, Las Vegas, la López Portillo, la Primero de Mayo, entre otras.

No hay sanciones

Sentenció que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) debería de sancionar al organismo (CAB) por estar vertiendo las aguas crudas a los mantos freáticos de envergadura nacional a todos los canales de respuesta rápida que van a

desembocar al mar de salidas o descargas pluviales de drenaje.

Las autoridades a las que les compete este tema son CONAGUA y la Profepa que desafortunadamente no están haciendo su trabajo, comentó.

Lo peor es que CONAGUA les aporta un dinero por supuestamente tratar las aguas, de cada peso que invierte el municipio, CONAGUA da 3 pesos para el tratamiento de aguas residuales.

El principal responsable es el alcalde de Boca del Río ya que dentro de la Constitución existen los servicios básicos que debe proporcionar el Ayuntamiento a los ciudadanos como la distribución de agua y su tratamiento.