Ni muy pronta ni muy expedita la justicia en este país. Resulta que desde que Arely Gómez era titular de la Procuraduría General de la República se presentó una denuncia penal para que se abriera una carpeta de investigación por el probable daño patrimonial federal de 463 millones 636 mil 826 pesos, desfalco ocurrido en Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte. Este dinero que entregó el gobierno federal era del Fondo Regional. De acuerdo con el periódico El Universal este hallazgo “fue resultado de una auditoría practicada al gobierno estatal, a través de su Unidad de Operación Regional y Contraloría Social en coordinación con la Secretaría de la Contraloría General del Estado de Veracruz”. Digo, por si pensaban que Javier Duarte saldría de la cárcel durante el gobierno de Cuitláhuac García, aquí hay otro motivo para tenerlo preso mientras se investiga semejante desfalco. Ya lo decíamos, no se trata de lavarse las manos y solamente dejar que la Fiscalía sea la que acuse y los jueces los que sentencien. Un gobernador diligente debe procurar que la ley se aplique. Un funcionario público como Duarte, que causó mucho daño al patrimonio de los veracruzanos, no debería ser tratado como alguien que robó un pan para dar de comer a su familia; Javier Duarte debe ser tratado como un criminal al que se le confió el bienestar y la seguridad de los veracruzanos, pero hizo todo lo contrario. ¡Merece una sanción ejemplar!

Defender a Bartlett; hay sujetos a quienes los acusa la historia, entonces que la historia los defienda

¿Quién acusa a Manuel Bartlett, exsecretario de Gobernación de Miguel de la Madrid, exsecretario de Educación con Salinas, exgobernador de Puebla? En todos estos cargos Bartlett Díaz fue soldado del PRI, soldado del sistema. Señalado como represor, acusado de ser autor intelectual de la muerte de Manuel Buendía, su peor estigma es haber operado el fraude electoral en 1988 con la caída del sistema, refiriéndose al conteo de la elección por parte del Instituto Federal Electoral que en ese entonces estaba a su cargo. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha decía, entre otras muchas verdades, que “el hombre es hijo de sus obras”. De la misma manera Bartlett es hijo de sus obras y sus obras lo acusan. Manuel Bartlett Díaz podrá decir que las críticas no le importan, nunca le han importado, deberían importarle. Estamos hablando de un sujeto de oscuro historial que tendrá a su cargo la Comisión Federal de Electricidad. Pero sobre todo estamos hablando de un gobierno que llega con el ansia del cambio real, un gobierno al que más de 30 millones de electores dieron su confianza para hacer de éste un país mejor. Por eso deberían importar las críticas, porque las críticas no sólo llegan de personas que se oponen a el nuevo gobierno, sino de personas que votaron para que éste se instaurara.

Firme Eric Cisneros para la SEGOB; el fuego amigo no lo pudo tumbar

Eric Patrocinio Cisneros Burgos será el nuevo secretario de Gobierno, como ya habíamos anticipado. A pesar de que su nombre no es muy conocido, su labor se refleja en el resultado electoral de 2018 en todo el estado de Veracruz. El trabajo de Eric Cisneros en Morena es de tiempo atrás. Eric Cisneros es originario de Otatitlán, Veracruz, hombre cercano a López Obrador y a Rocío Nahle trabajó en la estructura del partido en el estado desde 2016; sin embargo, su cercanía con AMLO data desde 2006. Entrevistado en conocido café del centro de la capital Veracruzana Eric Cisneros señaló que no hay impedimento para su posible llegada a las Secretaría de Gobierno. En esa misma ocasión mencionó que como secretario de Gobierno se ocupará de que no haya más persecución ni espionaje. Eric Cisneros fue objeto de ese “fuego amigo” que se da por algunos adelantados que se creen con méritos suficientes como para aspirar a un mejor puesto en el próximo gobierno, sin embargo, su trabajo y su cercanía con el hombre fuerte de Morena, son lo que lo mantienen firme.

Armando Ortiz                                                                      aortiz52@nullhotmail.com