Veracruz- 2018-07-0413:33:36- Tras la derrota de Miguel Ángel Yunes Márquez frente a Cuitláhuac García Jiménez en la elección de gobernador, el PRD debe deslindarse del PAN, recuperar la dignidad, y que renuncien Rogelio Franco Castán a la Secretaría de Gobierno y Jesús Velázquez Flores a la dirigencia estatal solaztequista.

El diputado local perredista Sergio Rodríguez Cortés hizo el llamado al Partido de la Revolución Democrática pues acusó que en la alianza con Acción Nacional en Veracruz, el sol azteca perdió dignidad, espacios, calidad moral y la confianza ciudadana, lo que se tradujo en las urnas.

“Ya no debe haber alianzas de aquí en adelante. Lo primero es cambiar la dirigencia. Exijo y le pido por congruencia a los 2, a Rogelio Franco que renuncie a su cargo porque ese cargo lo tiene gracias al PRD; y también que renuncie Jesús Alberto Velázquez Flores porque es una vergüenza.

“Pasaron al PRD de tener un 12 por ciento a un 4 por ciento: perdió 3 veces más de lo que tenía el PRD. Tuvimos senadores, Arturo Herviz Reyes fue el último, y hoy en la fórmula no defendieron que fuéramos en primer lugar y no tenemos hoy senador de la república”, señaló.

Añadió que mientras en la elección del año 2016 el PRD tuvo 5 diputados locales, en la del 1 de julio de 2018 sólo logra uno pero no de mayoría relativa sino de representación proporcional o plurinominal y en consecuencia, en la próxima Legislatura Local no habrá bancada perredista.

Indicó que de haber tenido casi 300 mil votos en el pasado reciente, en los comicios del domingo pasado apenas captó 160 mil, prácticamente la mitad, y por ello insistió en que Velázquez Flores debe renunciar a la presidencia estatal del sol azteca.

¿ALIADO O SUBORDINADO?

El legislador local resaltó que la coalición PAN-PRD sí recibió el voto de castigo del electorado porque desde el año 2016 el partido de izquierda se convirtió no en el socio o aliado de Acción Nacional, sino en un empleado más, subordinado a la autoridad del gobierno estatal.

“No somos un gobierno de coalición, nos convertimos en un gobierno de sumisión y los resultados hoy son catastróficos porque en 2 años arruinamos lo que al PRI le costó 86 años. A Rogelio Franco Castán se le quitan facultades, nunca pudo ayudar al partido, a la militancia; lo único que ayudó fue a su familia, sus amigos a entrar al gobierno, pero no al perredismo.

“Pusieron a un presidente a modo que nunca enfrentó al gobernador en sus errores, porque el gobernador del estado se perdió en Veracruz, 2 años fueron suficientes para demostrarle que es un pésimo administrador y un pésimo gobernante”, puntualizó Rodríguez Cortés.

Remarcó que Franco y Velázquez se mimetizaron como 2 burócratas estatales en vez de representar al PRD, y por eso en los recientes comicios los veracruzanos castigaron al gobernador, al PAN y al PRD, dándole el triunfo al candidato de Morena y no al panista e hijo del mandatario.

Destacó que en el gobierno de 2 años, al que ya le quedan menos de 5 meses, nunca se reflejaron políticas públicas del perredismo como las que aplicó Andrés Manuel López Obrador como jefe de Gobierno del Distrito Federal, sobre adultos mayores y pensiones, entre otras.

“Eso en Veracruz no lo vimos. Lo más cercano al PRD era ese programa ‘Veracruz Comienza Con Mi Hijo’, que era más que nada un programa clientelar para hacer votos, pero no resolvió el problema de la pobreza.

“No hubo transformación de las instituciones públicas; no se transformó la Fiscalía General del Estado, siguió siendo el fiscal un ad later, cargamaletas del gobernador; siguió siendo el Instituto de Pensiones caja chica del gobierno; y el Consejo de Administración, una serie de liderazgos clientelares al servicio del gobierno para apoyar las campañas políticas”, criticó Rodríguez Cortés.

Resaltó que dejó de haber gobiernos priistas pero el que llegó en 2016, panista-perredista, no mejoró en nada la situación de Veracruz, pues continuó la corrupción, la indiferencia hacia el ciudadano, y eso le cobraron en las urnas a Yunes Linares, al PAN y al PRD.

Sin embargo descartó que vaya a desaparecer el PRD, pues afirmó que ese instituto político es más grande que Rogelio Franco Castán, pero remarcó que sí debe transformarse o entonces sí se esfumará.

La gente ya no quiere campañas ostentosas ni acarreados en los mítines para impresionar con fotografías de plazas públicas repletas, subrayó el diputado perredista.

LA SENTENCIA

Rodríguez Cortés llamó la atención sobre lo que le espera a esta administración estatal en su ocaso, pues ahora los entrantes le aplicarán la misma receta que el saliente le surtió a sus antecesores.

“Miguel Ángel Yunes tendrá hoy que pasar de acusador a acusado. Hoy el Congreso, estos meses que nos quedan, desde la Cámara tendremos que revisar el actuar de estos 2 años del gobierno, tenemos que revisar esas instituciones públicas, tenemos que revisar el manejo del presupuesto, tenemos que fiscalizar el gasto, tenemos que revisar cómo actuaron los funcionarios.

“Considero que es un buen momento para que este congreso plural que hoy todavía está vigente, de una vez por todas termine cerrando fuerte, independizándose por completo del gobernador en turno”, aseveró el perredista.

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO