Pobladores de la comunidad Higueral advierten a la SCT de un posible paro de obra a la empresa Mota Engil, encargada de la construcción de la autopista Tuxpan-Tampico, pues temen que el terraplén que edificaron sobre el rio Tuxpan para hacer un puente afecte a la población.

A decir de la agente municipal de dicha congregación, María de Los Ángeles Padilla Cruz, la gente tiene el temor de que con una lluvia torrencial los esteros aledaños al cauce del afluente rebosen y señaló que, literalmente, “podríamos desaparecer”.

“La gente tiene un continuo temor en que cuando se vengan las lluvias más fuertes en un momento dado podríamos desaparecer, literal, porque el terraplén que construyeron nos perjudica bastante. Si llegase a crecer el arroyo que está a un costado toda esa agua se va a regresar a nuestra comunidad y si en la inundación de 1999 el agua subió1.80 (metros), 1.70 ahorita con este terraplén ahí, el agua puede aumentar y subir su nivel”.

La entrevistada dijo que apenas hace unos meses junto con autoridades municipales buscaron a la empresa así como a la SCT, quien concesionó la obra a Mota Engil, para que informaran sobre los detalles de la obra y aunque sí se logró concretar una reunión, no hay solución.

Además, hay otras cinco comunidades las que pudieran verse afectadas por esta situación, junto a varias colonias.

“Este terraplén no debió haberse hecho en esta parte porque son zonas inundables, en el caso de Chomotla, de Frijolillo son zonas más bajas, si a nosotros en algún momento el agua nos va a perjudicar, en algún momento va a derramar porque son partes bajas”.

Cabe hacer mención que estamos en la época de huracanes y ciclones, de ahí la inquietud de los afectados.

En Higueral, hay un promedio de mil 200 habitantes, los que estarían en riesgo por la situación antes mencionada.

Tuxpan- 2018-07-0318:03:30- Cinthya Trinidad/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO