Se están anunciando las medidas de austeridad y ahorro que AMLO ofreció en la plaza pública mexicana durante su campaña electoral, si se concretan en el presupuesto y se llevan a cabo en la práctica entonces sí estaremos asistiendo a una reconfiguración en los gastos para la clase política de este país. Solo para el senado de la república se estima un ahorro de casi tres mil millones de pesos que convertidos a insumos de hospitales, por ejemplo, representaría un avance sustantivo para el sector salud y la atención a millones de mexicanos sin seguridad social. Son los escarceos para la implementación de un proyecto de nuevo régimen para cuya realización habrá que vencer no pocos obstáculos.