En 2015 un grupo representativo de empresarios fue desalojado de las oficinas de la Secretaría de Finanzas, “gobernaba” Duarte de Ochoa y el titular de esa área era el ahora avecindado en Pacho Viejo —. En el presente mes de julio, un grupo de empresarios “cobrones”, a empujones fue “invitado” a salir de la sala de audiencias del gobernador en palacio de gobierno. El motivo de todo este affaire era y es cobrar del gobierno lo que este les debe, sin embargo la deuda prosigue y el problema enfrenta al sector empresarial con el sector público. Este es un capítulo registrable en la historia de nuestros tiempos, pues aún entre los empresarios unos resultan ser más “institucionales” que otros, porque actúan “como Dios manda”; la diferencia estriba en que a unos se les paga y a otros se les debe.