En un tono similar al usado hace un año contra el régimen de Kim Jong-un, Donald Trump lanzó el domingo un mensaje de advertencia vía Twitter  hacia el presidente de Irán, Hasan Rohani. El tuit estaba en mayúsculas, el equivalente digital de gritar, y suscitó preguntas sobre la estrategia de Washington hacia la Therán.

“NUNCA MÁS VUELVA A AMENAZAR A ESTADOS UNIDOS O SUFRIRÁ CONSECUENCIAS COMO MUY POCOS A LO LARGO DE LA HISTORIA HAN SUFRIDO ANTES”, escribió Trump en un mensaje que dirigió directamente al presidente de Irán Hasan Rohani.

“YA NO SOMOS UN PAÍS QUE SOPORTARÁ SUS PALABRAS DEMENTES DE VIOLENCIA Y MUERTE. ¡TENGA CUIDADO!”, agregó Trump.

“SEA PRUDENTE!”, replicó el lunes en Twitter el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, después de una advertencia de gran virulencia del presidente estadounidense Donald Trump contra la república islámica.

Utilizando la misma escritura en letras mayúsculas utilizada por Trump en la red social contra las autoridades de Irán el día anterior, Zarif declaró: “NO ESTAMOS IMPRESIONADOS”, en un tuit redactado en inglés.