Xalapa- 2018-07-0411:06:22- El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares se deslindó de las búsquedas de desaparecidos y posibles víctimas de desaparición forzada en el Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS) de El Lencero y en la barranca “La Aurora”, en Emiliano Zapata.

Esto según Rosalía Castro Toss, que forma parte de la brigada de exploración del Colectivo Solecito en Colinas de Santa Fe

“No quieren que entremos hasta el 2019, ya que supuestamente no hay condiciones y no hay presupuesto”, declaró en entrevista.

Castro Toss, quien busca a su hijo, Roberto Carlos Casso desde 2011, refirió prácticamente no hay avances en este tema, aunque recientemente recibieron un curso de cómo podrían entrar al CEIS, conocido popularmente como la academia de policías de El Lencero.

Detalló que les mostraron el croquis de los edificios que se construyeron a partir de que entró a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Arturo “N”, durante el sexenio del exgobernador Javier “N”.

Hay que recordar que el ex titular de la SSP ya se encuentra vinculado a proceso por su probable participación en el delito de desaparición forzada de personas y el ex mandatario tiene orden de aprehensión por dicho delito; además el ex titular de la Fiscalía Luis Ángel “N” también fue vinculado, junto con otros ex funcionarios.

Según las versiones de algunos testigos protegidos con los que la fiscalía abrió los procesos en contra de los ex altos mandos y ex elementos de la propia Fiscalía General y de la SSP, en dichos lugares estarían cuerpos de personas desaparecidas.

La integrante del Colectivo Solecito agregó que por parte de la FGE se compró un georradar, sin embargo a su parecer no es una herramienta confiable, lo que ha sido evidenciado en casos similares que se han presentado en otros países.

“Acaban de hacer una búsqueda con georradar y no encontraron nada, en una zona que marcaba una sábana de llamadas (de un desaparecido).

“No hay como hacer la búsqueda manual, si nosotros hubiéramos entrado en Colinas con un georradar no se hubiera encontrado todo lo que se ha hallado hasta el momento”, planteó.

En otro tema, Castro Toss reconoció que se está generando orden en cuanto a la clasificación de los restos hallados en fosas clandestinas como la de Colinas de Santa Fe, logrando recientemente la identificación de los restos de una persona ausente.

“Hace dos meses una compañera identificó la ropa de su hermano, las identificaciones también se está haciendo por medio de ropa o fotos en donde se pueda ver el rostro”, explicó.

Observó que cuando son osamentas es necesario esperar a las pruebas de ADN para dar por hecho una identificación, apuntando que los integrantes de los colectivos son citados a las Direcciones de Servicios Periciales para exponerles en material que está siendo clasificado.

Finalmente, en cuanto a los indicios que recabaron durante los recorridos que algunas organizaciones de búsqueda hicieron en penales del Estado lamentó que los datos sigan sin ser procesados, lo que los obliga a estar “atrás” de la investigación y prácticamente llevarla a cabo.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO