No sabemos aún si Cuitláhuac podrá con el paquete entregado a su responsabilidad este primero de julio por los veracruzanos, esta incógnita empezará a despejarse a partir del primero de diciembre próximo. Cuitláhuac obtuvo esta grave responsabilidad gracias al irresistible empuje del Movimiento Regenerador encabezado por AMLO; superó, MoReNa, buena operación fraguada desde los sótanos del poder estatal con un candidato fresco, Miguel Ángel Yunes Márquez, y la candidatura del político más preparado para el cargo de gobernador, José Yunes Zorrilla, para quien la competencia no fue cosa fácil, pues luchó contra la corriente. El PRI cosechó las tempestades sembradas por Fidel y Duarte, ya se verá si conserva el ímpetu para recuperarse. Por ahora, MoReNa es la esperanza, por el bien de Veracruz ojala no se convierta en decepción.