No hubo voto cruzado, nada de selectivo, solo el “voto parejo” convocado por AMLO en su discurso a la ciudadanía mexicana y, por lo menos en Veracruz, el resultado fue mayoritariamente favorable para los candidatos de MoReNa al gobierno, senado y diputaciones a los Congresos federal y local. En el Congreso local Sergio Hernández tiene que ir preparando su rendición de cuentas porque seguramente será fríamente espulgado. No la tendrá difícil Malpica para el control legislativo, pues tendrá enfrente al PAN y compañía que le hace segunda porque por esta ocasión el PRI apenas contará con algún elemento por la vía de la representación proporcional, no los suficientes como para servir de gozne en las negociaciones camerales.