Xalapa- 2018-07-2913:43:38- De acuerdo con el empresario hotelero y ex presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Xalapa y la Región, Reynaldo Quirarte Mora, en la capital veracruzana actualmente hay un 30 por ciento de ocupación hotelera.

Sin embargo, a nivel nacional dicha cifra es cercana al 60 por ciento y en lo que respecta al turismo de capitales la estadística es incluso mayor, destacando ciudades como Puebla, Oaxaca y Querétaro.

Así, para Quirarte Mora lo anterior evidencia una falta de promoción y “políticas enfocadas en turismo” durante el actual gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y su secretario del ramo, Leopoldo Domínguez Armengual.

“Xalapa probablemente es la capital más rezagada del país en ocupación hotelera, junto con Chilpancingo, son las dos más rezagadas de México”, declaró en entrevista el empresario.

Recordó que en México uno de los grandes motores de la economía es el turismo, solo después de las remesas que envían los mexicanos en el extranjero, no obstante Veracruz sigue sin promocionarse para atraer visitantes y en consecuencia sin sacar partido de esta realidad.

“El país está en el top del ranking internacional de Turismo, casi llegando al top 5. Sin embargo a Veracruz del turismo internacional llega prácticamente nada, probablemente a nivel nacional estemos en el lugar 28 de captación de turistas internacionales en la entidad”, lamentó.

Quirarte Mora también señaló la falta de información para conocer en qué invierte la actual administración los recursos del impuesto del 2 por ciento al hospedaje.

Mencionó que los recursos recaudados en el final del sexenio de Javier Duarte por el impuesto al hospedaje entre 2015 y de 2016, unos 100 millones de pesos, nunca se transparentaron y se quedaron “a deber”, lo que también está pasando con Yunes Linares.

“Ese saldo nunca se cubrió, después Javier Duarte derogó el impuesto, se quitó durante un año y este año llevamos cerca de 6 meses tributándolo.

“Se dice que lo que se va a recaudar este año va a ser mayor del último año que Javier Duarte lo recaudó; fueron aproximadamente 48 millones de pesos y para este 2018 se esperan recaudar todavía más, aunque no sabemos en qué se utilizará o se utilizó el dinero”, alertó.

En ese sentido, refirió que el impuesto plantea la creación de un fideicomiso que a la fecha funciona sin ningún tipo de rendición de cuentas, ya que es administrado directamente por Domínguez Armengual.

Por ello consideró necesario que la próxima administración del gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, elija a un secretario que no sea un “improvisado” y que dé resultados en beneficio del sector, impulsando políticas públicas eficientes.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO