ADELANTE

Pepe Valencia

El resultado electoral a nivel presidencia de la república en favor de Andrés Manuel López Obrador es la crónica de una victoria anunciada y el inobjetable triunfo de Cuitláhuac García Jiménez tampoco es sorpresa.

Fracasó el sofisticado mega operativo implementado desde las entrañas del poder para ungir con por lo menos 2 puntos de ventaja a Miguel Ángel Yunes Márquez, plan ideado por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, según me informó un “garganta profunda” hace menos de tres semanas.

Tenían razón los simpatizantes de Morena que estaban convencidos de que la ola obradorista conduciría a buen puerto a Cuitláhuac García, o sea, directo a la gubernatura, tal como lo apunté el lunes antepasado en esta misma columna.

Ante la abrumadora ventaja porcentual de votos, se quedaron vestidos y alborotados los abogados expertos en derecho electoral de la coalición PAN-PRD-MC que enfrentarían en tribunales posibles impugnaciones de candidatos perdedores. No será necesario.

También comenté que en conversación con periodistas del  “Grupo de los Diez”, Cuitláhuac García Jiménez había expresado su confianza en que la votación a su favor sería arrasadora y contundente. Acertó.

El eventual intento de fraude electoral quedará reducido a una audaz intentona y el próximo gobernador de Veracruz se llama Cuitláhuac García Jiménez.

Los enemigos del actual gobernador  le cobraron facturas políticas y los ciudadanos, por su parte, decidieron este domingo votar por el cambio, encarnado en Veracruz por Cuitláhuac García, igual que hace dos años sacaron a Javier Duarte de palacio de gobierno y eligieron a Miguel Ángel Yunes Linares.

Ahora los veracruzanos esperan que no les falle y cumpla sus compromisos de combatir la corrupción y sacar al estado del terrible atraso en que se halla inmerso por culpa de gobernantes ineptos.

El lunes de la semana pasada escribí en este espacio que  en caso de ganar Cuitláhuac no sería sorpresa… y no lo fue.

También pregunté a los lectores: ¿Chiquiyunes, gobernador? ¿Qué opinan?

La respuesta la dieron ayer con su voto en las urnas. El pueblo no se equivoca.

En lo que respecta a la presidencia de la república, la tercera fue la vencida y Andrés Manuel López Obrador “hace historia” y cuenta con todo para ser no sólo un buen presidente, sino el mejor.

Los mexicanos en general y los medios de comunicación en particular, estaremos atentos y pendientes de su gestión. Deseamos que no nos decepcione… por el bien de México.