Al senador en potencia, Miguel Macera, le correspondió la comisión encargada de formular las características de un gobierno de coalición si se concretara el triunfo de Ricardo Anaya, candidato de al Frente por México integrado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano. Pero solo fue un proyecto enunciativo y después de algunas semanas de haberse anunciado Mancera ya nada hizo, quizá barruntaba la derrota por los preocupantes signos en torno al candidato presidencial de esa alianza. Además, el proyecto quedó trunco porque el vencedor es López Obrador, cuyo proyecto para México es muy otro, nada menos la Cuarte Transformación, y si lo consigue será hecho histórico.