Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

 

No sabría bien definir que diferencia hay entre la demagogia y la mitomanía de la que hacen gala los políticos; aunque lo mismo y podrían ser sinónimos, es decir, que tienen el mismo significado…

 

Pero a fuerza de ser sinceros, no nada más los políticos hacen hasta espectáculo de sus mentiras en ruedas de prensa de costa a costa y de frontera a frontera; y se alcanzan unas puntadas, unas torpezas sin sentido que ni ellos mismos se las pueden creer…

 

Vervigratia: Para mi, la más escandalosamente cínica de todas sus patrañas, incluyendo la Casa Blanca y cómo la adquirió su esposa, que ya es decir bastante; o la Verdad Histórica, que ciertamente fue histórica; es el incalificable crimen que cometieron con la pequeñaPaulette, a quien el pasado 1° de julio por  fin se le hizo justicia…

 

No soy supersticioso, ni mucho menos vengativo; he considerado que La Madre Naturaleza se encarga de equilibrarlo todo; pero los espiritistas fumarolos -me acabo de inventar el terminajo- dirían que Pauletteregresó del más allá a cobrar venganza.  Pero no, nada de eso…

 

Solo que agredir a una persona que no se puede defender, es una  cobardía; y como todo, tiene siempre una reacción igual y de sentido contrario, así lo establece la Ley.  Y de igual forma, no pudiendo defenderse, se echan la culpa los unos a los otros; aunque a ciencia cierta, ni siquiera saben ellos cómo fue que de la noche a la mañana lo perdieron todo…

 

En el caso de la pequeña Paulette, con la protección que les dio a los criminales precisamente quien en mucho es el responsable de la debacle del PRI, Enrique Peña Nieto; y sus cómplices procuradores a modo,Alberto Bazbaz y Alfredo Castillo…

 

¡Aguas! con los procuradores a modo, es decir, que sean designados y aprobados por quien o quienes lo decidan.  Para que sean verdaderamente independientes deben ser electos por el Pueblo.  No hay más -comercial en apoyo al Art. 39 de la Constitución-…

 

Regresemos: Siempre pensé que las cosas no se podían quedar así -con que tenía nueve días de muerta a los pies de su cama- que forzosamente algo tendría que pasar.  Paulette era inocente y la balanza tarde o temprano debería de equilibrarse.  En innumerables ocasiones he citado su caso.  Su crimen no podía quedar impune.  Y no quedó.  Paulette lo perdió todo; y sus asesinos también…

 

Pero estábamos con los mentirólogos -término que también se me acaba de ocurrir- por lo que es oportuno citar las palabras que al respecto dijo Francisco, el VI Señor de la Roché, más conocido como La Rochefoucauld (1613 – 1680) “Los hombres no vivirían mucho tiempo en sociedad, si no se engañaran los unos a los otros”…

 

El ser humano es mentiroso por adoctrinamiento; pues a todos nos enseñan a mentir desde que nacemos.  Nos dicen que no hay que mentir; es cierto.  Pero quienes nos lo dicen, mienten…

 

Nos enseñan a creer en lo que nunca nadie ha visto; ya que por voltear al firmamento que no alcanzamos, se olvidan de enseñarnos a mirar hacia La Tierra que pisamos.  Nos hablan de poderosos dioses a los que hay que agradecerles todo lo que sucede; pero quien nos da de comer y de beber es La Madre Tierra.  ¡Y cómo le pagamos!…

 

De sus entrañas, fecundada por el Sol, nace el milagro de la vida.  Pero la gente espera los milagros clamando a los dioses de arriba.  Y no; pos así, sí…

 

Cuánta razón tenía Friedrich Nietzsche (1844 – 1900)cuando dijo: “Negar a dios será la única forma de salvar al mundo”.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.