México- 2018-08-0210:50:14- Noticieros Televisa

 

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, afirmó ayer que las causas del accidente del Embraer 190 de Aeroméxico en el Aeropuerto de Durango, ocurrido el martes pasado, serán determinadas por la comisión investigadora que ayer entró en funciones, y destacó que si hubiera elementos que demuestren que la aerolínea no cumplió con todos los ordenamientos que implica la actividad, podría perder la concesión.

 

Señaló que si bien en este accidente por fortuna nadie perdió la vida, es necesario realizar una investigación a fondo para determinar lo que ocurrió, porque lo que se sabe es en gran parte por versiones de los pasajeros que se refirieron a una tormenta y al mal tiempo.

Aclaró que debido a los protocolos internacionales no se darán a conocer avances de la investigación, la información se difundirá cuando los especialistas concluyan el trabajo.

Ruiz Esparza acotó que no se descarta que el accidente haya sido consecuencia de un error humano, pero deben esperar los resultados de la investigación para evitar especulaciones. Aseguró que por tratarse de un hecho que no fue en tierra y no tuvo consecuencias fatales, hará lo posible para que los resultados se den a conocer antes de que concluya la actual administración.

No se puede descartar nada, el error humano está en la agenda y habrá que analizarlo. No hay que olvidar que en muchísimos vuelos del mundo despegan en momentos de lluvia, neblina, hay equipos muy modernos para tener certeza, y hay dos factores: Servicios de Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano, que determina si hay condiciones para aterrizar o despegar por la naturaleza de los vientos, además del criterio humano del piloto, que también toma la determinación de si hace o no el despegue. Hemos visto pilotos que abortan un despegue o un aterrizaje.

El funcionario insistió en que la prioridad es dar la atención necesaria a los pasajeros afectados y sus familiares para que puedan apoyarlos. Destacó el caso de una niña que tiene quemaduras graves y el del capitán Carlos Galván Meyrán, quien sufrió una contusión medular.

En tanto, el director de Aeroméxico, Andrés Conesa, reconoció el trabajo de desalojo que realizó la tripulación del vuelo AM2431, que fue clave para evitar la pérdida de vidas. Anunció que fueron localizadas las dos cajas negras, de las cuales las autoridades obtendrán información para determinar las causas del accidente, debido a que en dichas cajas se puede escuchar la conversación que se dio en la cabina durante el suceso y conocer los datos técnicos de la aeronave.

Al preguntarle si la torre de control del aeropuerto de Durango tuvo conocimiento de la tormenta que se avecinaba y si el avión despegó con su autorización, Conesa respondió: Todos los aviones que despegan tienen la autorización de la torre de control, y no quiero especular, no conocemos las causas del accidente y pueden ser uno, dos, tres o varios factores; hay que esperar la investigación.

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, dijo que los pasajeros perdieron todas sus pertenencias y documentos porque el avión se incendió, por lo cual la Secretaría de Relaciones Exteriores, autoridades estadunidenses y del gobierno mexicano colaborarán para que recuperen sus papeles lo más pronto posible.

Ricardo de la Cruz, director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, reconoció que los integranetes de la tripulación hicieron un buen trabajo, al igual que los cuerpos de rescate de los gobiernos estatal y municipal.

Artemio Arteaga, director general del Hospital 450 de la ciudad de Durango, dijo que el piloto de la aeronave AM2431 se encuentra estable, pero delicado, y no podrá ser trasladado a otro nosocomio al menos durante las próximas 72 horas.

La SCT detalló que se integró la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes de Aviación, que trabajará en los términos del anexo 13 del Convenio de Aviación Civil Internacional, que dio origen a la Organización de la Aviación Civil Internacional.

En la comisión participan representantes de la Dirección General de Aeronáutica Civil, responsable de la investigación por ser el país donde ocurrió el accidente y al que pertenece la matrícula de la aeronave, así como personal de la empresa Embraer, fabricante del avión; representantes de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, y de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos que participó en las investigaciones de los accidentes en los que fallecieron los entonces secretarios de Gobernación Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake.

Explicó que la investigación está en la fase de recopilación de información y de evidencias, que incluye localizar, identificar, clasificar y custodiar los restos de la aeronave.

En esta etapa corresponde localizar y recuperar las memorias no volátiles de la aeronave, conocidas como cajas negras, las cuales ya están en poder de los investigadores; realizar entrevistas preliminares a tripulación, pasajeros, personal de tierra y controladores aéreos; obtener, siguiendo la cadena formal de custodia, la información meteorológica, imágenes de video, radar y audios de la torre de control, así como datos de las cámaras del circuito cerrado del aeropuerto.

La SCT puntualizó que de manera paralela, la Procuraduría General de la República realiza labores en el ámbito de su competencia.

Las acciones de apoyo desplegadas por Aeroméxico consisten en brindar servicio sicológico, mediante una línea telefónica gratuita, a pasajeros, tripulantes y afectados; alojamiento en hoteles locales a familiares que llegaron a Durango; así como a las personas afectadas dadas de alta de hospitales.

La aerolínea ayuda a pasajeros y sus familiares en el reacomodo y ajustes de reservación de vuelos, y da apoyo económico para solventar gastos de primera necesidad.

Designó un equipo para dar atención personal a cada pasajero, tanto los que continúan en atención médica como los que fueron dados de alta; coordina los apoyos de hospedaje, alimentación y traslados, así como las alternativas que establece la ley para que el usuario pueda completar su viaje o recuperar su pago. El teléfono a disposición de los afectados es el 5133 4054.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO