Un nuevo brote de rabia ha provocado la muerte de más de 22 reses en Papantla; los productores mantienen la alerta preventiva en varias comunidades de los municipios de Tuxpan y Tihuatlán para controlar la epidemia entre el ganado.

El presidente de la Asociación Ganadera Local, Luis Adrian Clemente Bello, informó que a través de exámenes médicos en los cerebros de los animales muertos confirmaron que esta enfermedad resurgió en un rancho que se ubica cerca de la primera caseta de la autopista México-Tuxpan, en Tihuatlán.

La muerte de ganados comenzó hace aproximadamente 10 días. En un sólo potrero se registraron los decesos de 22 toros, también surgieron en otros ranchos que se ubican en las inmediaciones de ese acceso.

Ante la amenaza del virus, los veterinarios epidemiológicos recomendaron mantener una alerta preventiva en 40 kilómetros a la redonda, lo que incluye aplicar las vacunas contra la rabia a todo el ganado que se encuentre en esos tres municipios de la zona norte de Veracruz.

Esta es la segunda vez en que reaparece la rabia en este 2018; la primera ocasión surgió en febrero pasado, también dentro de unos ranchos pero en la localidad Donato Márquez. Ahí, provocó el deceso de ocho becerros y los ganaderos lograron contener el brote.

Mientras tanto, los integrantes de la directiva de la Asociación Ganadera Local están en la espera de la llegada de más vacunas, las cuales distribuirán de manera gratuita para beneficiar a los productores y garantizar la protección de las reses de la región norveracruzana.

Papantla- 2018-08-0616:36:33- José Martín/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO