Contraesquina Política

Por Fernando Martínez Plascencia

 

Cuitláhuac García: Nadie quiere estar en sus zapatos. Le espera una dura tarea.

MAYL: Crecieron los cárteles delincuenciales.

 

Uno de los municipios realmente interesados en la seguridad de los ciudadanos se llama Coatzacoalcos Veracruz.

 

Asentado en la zona sur, emporio del sector Petroquímico, fue prácticamente olvidado de los planes de seguridad, pese a que aquí se encuentran los complejos Cangrejera, Pajaritos, y el Morelos. Este municipio ha venido sobreviviendo con el Jesús en la boca, es más, diríase que el propio gobierno contribuyó a su destrucción, no le interesó la suerte de sus habitantes, los olvidó y lo convirtió en tierra caliente, a merced pues, de los grupos criminales.

 

Familias enteras, empresarios, comerciantes, petroleros, son las víctimas, la carne de cañón. Por ello, han tenido que huir, en busca de mejores horizontes.

 

En esas condiciones el alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Carranza, encontró esta ciudad, de la que él mismo es parte, donde ha sentido, palpado lo que este pueblo sufre con la desatención de los encargados de la seguridad pública, donde gobiernos anteriores, no les ha importado el sufrimiento de aquella familia que ha perdido a un ser querido a causa de un secuestro, o de algún hecho delictuoso que afecta el entorno familiar.

 

Por ello, ante este enorme flagelo que azota al pueblo de Coatzacoalcos, Víctor Manuel Carranza Rosaldo, ha puesto total énfasis en la creación de la policía municipal.

 

Es uno de los presidentes que ha puesto el mayor empeño en la conformación de las fuerzas municipales que cuidaran de la seguridad de los ciudadanos de este municipio.

 

En la reunión número 84 del Grupo de Coordinación de Seguridad que encabezó el gobernador del estado, la cual se llevó a cabo aquí en Coatzacoalcos, éste ha hecho un merecido reconocimiento a su persona, por la perseverancia, las ganas, la dedicación, por ser uno de los presidentes que trabaja intensamente para devolver la paz, la seguridad a quienes confían en su gobierno, un gobierno que hasta el día de hoy ha venido dando resultados.

 

No es nada sencillo, y se dice fácil, pero recibir un reconocimiento público, implica la responsabilidad que el alcalde ha puesto en este tema, tan necesario, urgente, y en donde todos los días supervisa los avances de esta nueva policía.

 

Además, el alcalde ha dicho que la convocatoria para reclutar a más elementos está abierta, y quienes quieran servir a Coatzacoalcos son bienvenidos.

 

Hoy Coatzacoalcos tiene ya, en estos momentos a 128 nuevos elementos policíacos que entraran prácticamente en funciones a partir de noviembre, para tranquilidad de este municipio.

 

Ha dicho el alcalde que una de sus prioridades es recuperar la confianza de los ciudadanos en su policía, que falta mucho por hacer, que nada es suficiente, pero que se camina a pasos firmes, con la visión de que esto, es decir, la conformación de la policía es un tema urgente, de derechos humanos, para que el nuevo gobierno encabezado por el gobernador electo, Cuitláhuac García y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, encuentren las condiciones adecuadas, que permitan las inversiones públicas y privadas, que detonaran el sur de Veracruz, y en donde Coatzacoalcos es uno de los municipios claves para lograrlo.

 

Dicho reconocimiento, público, recibido por el alcalde Víctor Carranza en la reunión de seguridad, trae también un incremento económico en la participación del rubro federal, concretamente en el de Fortalecimiento a la Seguridad.

 

El buen trabajo, y el gran avance en la materia en este municipio con la conformación de las fuerzas de seguridad municipal, permite recibir 14 millones de pesos más en especie, es decir, se recibirá armamento, patrullas, uniformes, y todo aquello que es necesario para realizar un buen trabajo por parte de la policía de Coatzacoalcos. Dicha cantidad se suma a los 14 millones de pesos que ya se ejercen en la materia. El buen uso de los recursos públicos tiene su recompensa. Enhorabuena.

 

Por cierto, más allá de la inseguridad, lo que encontrará el gobierno del Ing. Cuitláhuac García cuando se siente en la silla de palacio de gobierno, será un pueblo desanimado, cansado, falto de fe, de confianza en sus autoridades.

 

Palpar físicamente ya como mandatario el dolor que cubre de punta a punta este estado, convertido en cementerio clandestino de cadáveres, y en tierra de desaparecidos, es prácticamente caer en el infierno.

 

La fotografía de la muerte la dice Alfonso Durazo-en la revista Proceso-quien tiene la encomienda de devolver la Seguridad en México: Un país convertido en panteón, con ineficiencia policial, y protección política a la delincuencia organizada. En materia de seguridad se anticipa un escenario de catástrofe. Y remacha “Para enfrentar la tarea se requerirá una entrega total, como un apostolado”.

 

Difícil tarea, no solo para el gobierno federal, sino para los gobiernos locales. Devolver a los militares a sus cuarteles, se vislumbra difícil-deja entrever Durazo- en estos tiempos de violencia, y muerte.

 

El sonorense fue secretario particular de Luis Donaldo Colosio, vocero durante cuatro años del ex presidente Vicente Fox. Dice que “en todo este tiempo me he dedicado a estudiar el tema de seguridad a fondo. He platicado con expertos, policías, investigadores y organizaciones sociales. Con sus matices, todos proponen lo mismo: combate a la corrupción…………”. Asegura el próximo titular de Seguridad Pública Federal en la revista Proceso.

 

Las enormes cantidades de dinero, que genera la delincuencia organizada, a causa de la corrupción siguen siendo el enorme flagelo que destruye toda buena intención por mejorar la seguridad, porque de ahí parte la maldita peste que destruye esta nación. Es la cloaca en la que el propio aparato político metió al gobierno. El hartazgo social por la enorme corrupción sacó al PAN y al PRI de los Pinos. Somos el lugar número 135, de 175 países evaluados.

 

Este tema, el de la corrupción, es, como en todo el país, el Talón de Aquiles en Veracruz. La banda de delincuentes encabezados por Fidel Herrera Beltrán, y Javier Duarte de Ochoa causaron una enorme destrucción de toda la estructura de gobierno. Permitió que la delincuencia organizada creciera.

 

Miguel Ángel Yunes Linares no tuvo la capacidad para entregar, ni siquiera, indicios de resultados positivos. Antes bien, la delincuencia organizada creció en estos dos años, y para ello, requirió de protección política-policial. Sinceramente, no se sintió un cambio de gobierno. Este gobernador resultó peor que JDO. Entregará un estado en donde los cárteles de la droga y el crimen organizado han sentado sus reales. Afortunadamente, un reloj instalado por Empresarios SOS a quienes no les quiere pagar, fue colocado para contarle sus últimos minutos al frente de este mal gobierno.

 

Los malos funcionarios propician con su apetito económico, la muerte, y somos nosotros quienes les damos el dinero a través nuestros impuestos para que nos destruyan.

 

Por eso, el reto para el Ing. Cuitláhuac García es mucho mayor: Devolver y recuperar la confianza del ciudadano con un gobierno transparente.

 

Frenar todo abuso de poder en contra del pueblo será otra de sus prioridades. Devolver la seguridad en el corto plazo, para que las familias ya no sigan abandonando el estado, huyendo del horror de la sangre que brota por todos lados, de los secuestros, de los homicidios, no es algo sencillo.

 

Sinceramente, en estos momentos nadie quiere estar en los zapatos del nuevo gobernante, por la simple y sencilla razón de que el gobierno no tiene ni pies ni cabeza.