Queda para la anécdota la dinámica traslación de una bancada a otra en la actual legislatura local, las causas de esa movilidad pudieran obedecer a móviles políticos o a sustanciosas prerrogativas. En ese lúdico trapecismo han destacado las señoras Eva Cadena y Miriam González llegadas por Morena a la cámara de diputadas, convertidas después en “independientes”, y ahora se incorporan a la bancada panista. Es decir solo se hace efectiva su filiación pues en los hechos su colaboracionismo con el proyecto panista está plenamente evidenciado; obviamente no son solo número, pues han estado aptas para ser utilizadas lo mismo para un bailado que para un barrido.