O   P   I   N   I   O   N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre

     Como es normal para los que tenemos tiempo trabajando en los medios de comunicación, hemos vivido que en etapas posteriores a las elecciones y durante el tiempo que supuestamente los triunfadores se dedican a formar sus equipos de trabajo, como los días que estamos viviendo, siempre surgen los nóveles aprendices de “reporteros y columnistas”, que pueden predecir el futuro, en otras palabras los “iluminados”, los “adivinos”.

    Y como es lógico, un proceso electoral tan importante como el que estamos viviendo no puede ser la excepción. Comento lo anterior debido a que hace unos días, comenzó a aparecer en los medios de comunicación y en las llamadas “redes sociales” de internet, una información que daba a conocer quienes integrarían el equipo de trabajo del gobernador electo de esta entidad, Cuitláhuac García Jiménez. Detallando inclusive quienes formarán parte del    -en esa información-    llamado “primer círculo” (círculo de confianza) y “segundo círculo”.

    Información que contiene algunos de los nombres ya dados a conocer y ratificados por el Gobernador Electro de Veracruz, que son los menos y otros, la mayoría, de trayectoria en la vida pública estatal no relevante. Y algo inexplicable de llegar a ser verdad, La inclusión en el  selecto grupo de morenistas, de allegados al corrupto Fidel Herrera Beltrán, como Daniel Ruiz Morales, candidateado para una secretaría, entre otros. Personaje que por su trayectoria es muy difícil que García Jiménez lo tome en cuenta para formar parte de su gobierno, que tiene como una de las premisas combatir la corrupción. En términos generales la mayor parte de los nombres ahí citados difícilmente los podremos ver en el equipo de gobierno del primer gobernador de MORENA en esta entidad.

    Pero porque el comentario sobre la citada relación de nombres. Simple y sencillamente porque la experiencia en estos quehaceres de la vida política electoral de nuestro país, ha mostrado que muy rara vez llegan a formar parte del equipo de gobierno para el que trabajan, los integrantes de las campañas electorales. En realidad son muy pocos los que logran llegar a tener una posición, y los que la logran, generalmente no aparecen en los grupos que forman y trabajan durante la campaña. Son personajes, muchos de ellos que ya desde antes saben que les tocará, porque ya tienen la invitación y tanto el candidato como sus asesores les evitan estar en el golpeteo político que se da en estas batallas, para cuando ocupen el cargo estén con una imagen lo más limpio posible y con ello, ayuden al gobernante en turno.

    Y no suceda lo que les está pasando a algunos que están siendo publicitados por sus empleados o porque ellos han contratado publicistas en los medios para que se manejen sus nombres, como parece es el caso que nos ocupa y con ello queden expuestos ya desde estos momentos a la crítica y publicación de que no todo lo que han hecho es tan positivo como debiera, lo que puede traerles resultados fatales.

    Es por lo citado que la aclaración que también círculo en los medios de comunicación, en la que Cuitláhuac García Jiménez desconocía los nombramientos publicados, y aclaraba que éstos serían dados a conocer paulatinamente, así como también el solicitar que no se especulara al respecto, además de oportuna, pone orden en todo lo relacionado con este asunto. Usted qué OPINA estimado lector. Hasta el viernes.

noti-sigloxxi@nullhotmail.com