Por razones elementales el regidor Rafael Pérez Sánchez debiera renunciar, o al menos pedir licencia, a presidir la Comisión de Asentamientos Humanos mientras tanto se aclaran dos situaciones: a) la tramitación de un documento con firma apócrifa de un funcionario de Hacienda y b) si el regidor no tiene que ver con el fraccionamiento de un terreno en El Castillo que, como asegura el alcalde Hipólito Rodríguez pudiera haber conflicto de intereses: “El tema que está presente aquí habla de un predio que se encuentra en El Castillo donde el regidor tiene intereses y en consecuencia lo más saludable desde un punto de vista ético es que si él preside la comisión de Asentamientos Humanos lo más saludable es que él no esté presente en esa comisión”… “Lo que nos comunica la gente es que él fue parte de los que promovieron ese predio, de los que vendieron esos lotes y hay que preguntarle a él hasta dónde está comprometido con ese predio, y a las personas quienes compraron ese predio preguntarles quién se los vendió”. Al buen entendedor pocas palabras.