Xalapa- 2018-08-2914:57:44-Taxistas de la Sociedad Metropolitana de Transportistas al Servicio de Entidades Públicas y Privadas (SOME) se adueñaron de los accesos a la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA) y llegan a cerrarlos por su cuenta para impedir que unidades ajenas ingresen al lugar.

Al respecto, ruleteros inconformes señalaron que la gerente comercial de la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA), Edna Pozos, permite que dichos ruleteros se apropien del lugar, dejando prácticamente sin espacio a los ciudadanos que acuden a las instalaciones en sus automóviles.

Choferes inconformes de otras organizaciones aseguraron que el área controlada está licitada a los taxistas bajo la dirigencia de Raúl Salas.

Sin embargo esta situación genera todo tipo de excesos, pues las unidades impiden el paso de taxistas que no tienen engomados de SOME e incluso a los propios ciudadanos que llegan a CAXA en vehículos particulares.

Pidiendo el anonimato algunos taxistas sostienen que lo anterior genera confrontaciones constantes, pues los integrantes de SOME llegan a cerrar los carriles ante cualquier inconformidad, sin que los vigilantes del IPAX que resguardan las instalaciones hagan algo.

“La concesión la tiene el grupo de Raúl Salas y por eso los dejan hacer lo que quieren, pero cualquier persona que viene a CAXA sabe que por estar llena de taxistas a veces no se puede ni pasar”, planteó un taxista.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO