Sociedad 3.0

Como si no fueran suficientes los compromisos económicos que gravitan sobre el saqueado presupuesto veracruzano, el Sistema Estatal Anticorrupción significará un peso adicional para menguar los recursos que deben destinarse a la pobreza, porque los consejeros ciudadanos pretenden tener sueldos de secretarios de despacho.

Así se infiere de las declaraciones hechas por el Presidente del Sistema Estatal Anticorrupción, Sergio Vázquez Jiménez, quien pretende obtener 17 millones de pesos para ejercer en lo que resta del 2018 y 100 millones de pesos para el año 2019.

Él, por su parte, en su calidad de presidente del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción aspira a tener un sueldo de 60 mil pesos mensuales, equivalente a lo que perciben los secretarios de despacho, miembros del gabinete del gobernador del Estado, cuya percepción mensual autorizada en el tabulador de Sueldos, Salarios y Remuneraciones de los Servidores Públicos, es de 60 mil 540 pesos mensuales.

Los 100 millones de pesos que solicitará el Comité servirían para rentar un edificio, comprar equipos y pagar los elevados sueldos y salarios de lo que se prevé una robusta burocracia.

De ser autorizado tal monto, el Comité Coordinador superaría los presupuestos que tienen el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa y el Tribunal Electoral del Estado, cuyos montos son de alrededor de 94 millones de pesos, y superará al de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que este año eroga 47 millones de pesos.

Sergio Vázquez Jiménez ganaría un 56% del sueldo que tendrá el Presidente de la República en 2018, que será de 108 mil pesos.