Dialogando
Por Abel Domínguez Camacho

En mi apunte para Agenda Radio, por Sociedad 3.0 de este lunes 30 de julio, comentaba que todos estamos atentos a la agenda del presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO),  Agenda que gira en torno a los “Lineamientos Generales para el Combate a la Corrupción y la Aplicación de una Política de Austeridad Republicana”; si en campaña movía “las agendas”, hoy es “la agenda del presidente”. ¿Dónde está EPN?  Dicta la sentencia popular: “muerto el rey, viva el Rey”. Toma sentido la sentencia popular después de una jornada histórica y un presidente electo que, ahora sí, representa la esperanza de México.

Lineamientos que destacan desde la reforma constitucional para considerar que el presidente de México puede ser juzgado por delitos electorales y por delitos de corrupción hasta, la revisión de los contratos suscritos con empresas nacionales y extranjeras “que se hayan otorgado mediante influyentismo…”, pasando por la cancelación de las pensiones a los expresidentes-pobrecitas de Sasha y Paloma-, la no utilización de vehículos y otros bienes públicos para asuntos particulares y, la reducción de toda la estructura de confianza en un 70% del personal y del gasto de operación. En total 50 puntos, toda una agenda sexenal.

En la revisión de contratos se presupone que algunos se hayan otorgado por influyentismo y por lo tanto, hay tintes de corrupción; algo que se antoja común en la administración pública mexicana y más, si la corrupción es “cultural”, al menos a los ojos de EPN. Llama mi atención este supuesto porque, en el marco de estos lineamientos, deberá revisarse todo el catálogo de contratos-al menos eso entiendo-en coordinación con el Instituto Nacional de Transparencia y Protección de Datos Personales y, las contralorías internas; deberán revisar, primero, a las dependencias ejecutoras y por extensión y para comprobación de información, a las empresas contratantes.

Para diciembre 2018 e inicio de 2019, habrá contratos finiquitados y otros en proceso, estos últimos por subejercicio-ineficiencia- o por duración natural de los mismos; revisión de contratos suscritos por funcionarios de una administración que se presume corrupta-“la mafia del poder”- y por lo tanto, la nueva administración está obligada a llegar hasta sus últimas consecuencias. Dicha revisión deberá incluir el remedio y el trapito; cabe preguntarse entonces ¿el finiquito es correcto y no truqueado? ¿Cuáles son los costos económico-financieros y sociales de esos finiquitos? ¿la cárcel es suficiente para resarcir el daño-supuesto-en cada contrato?

Para el caso de aquellos contratos en proceso puede implicar cancelación y recontratación, bajo los términos, consideraciones y tiempos previstas en la ley correspondiente; lo útil será lograr que las obras y servicios se retrasen lo menos posible, una operación a corazón abierto.

El lunes 30 terminaba mi comentario, en radio, preguntando ¿qué pasará con la información vertida en la estafa maestra?

La respuesta

El martes 31 de julio, Aristegui Noticia publica una nota con la siguiente cabeza: […Pemex revisa contrato de Etileno XXI a favor de Odebrecht, “antes de que llegue AMLO”: Rocío Nahle…] La próxima secretaria de Energía declara, para #AristeguiEnvivo, entre otras cosas, que …”hoy estamos leyendo (en Reforma) que ya Pemex está pensando en revisar el contrato de etano que le está dando a Braskem, el de Etileno XXI…” y lo asocia a la operación de los complejos Cangrejera y Morelos.

Pemex se está amarrando el dedo antes de cortárselo o está haciendo una de sus últimas sucias jugadas; desde mi punto de vista, es rescatable, se marren el dedo o no, se preste a suspicacia no, que la revisión de marras se realice en coordinación con el equipo de transición y la participación de la senadora electa y próxima secretaria de energía.

Las cosas se van dibujando o desdibujando en atención a la agenda del presidente electo, narrativa de campaña vs lineamientos…o próximo Programa de Gobierno 2019-2024. Los millones de mexicanos estaremos atentos a la esperanza de México.

Otras entregas del autor:

https://abel-dialogando.blogspot.com/