Hijos de oligarcas y empresarios veracruzanos brillan en los medios no por labores altruistas o trayectorias ejemplares alcanzadas debido a su “buena educación” y privilegios; por el contrario, además de las secciones de sociales, que cada vez son más escasas, nos enteramos de casos como el de Los Porkys: jóvenes adinerados sin miedo a las consecuencias de violar a una menor de edad;jóvenes prepotentes que confían en el poder del dinero que sus padres tiran a cubetazos si es que hace falta sobornar al sistema judicial a cambio de impunidad para sus querubines.

Ahora nos enteramos de los ecocidas de Salmedina, que destrozaron el ecosistema y asesinaron crías de tortugas endémicas como la tortuga Verde y la Lora. Habría que preguntarse si la administración de Yunes Linares pensó en las consecuencias de brindar un permiso para hacer un rave en una zona protegida con alto valor ecológico o, como ya va de salida la liga blanquiazul, ¿ya no le importa lo que suceda en Veracruz?, ¿ya no le importa el patrimonio natural de los veracruzanos?, es más, ¿alguna vez tuvo relevancia nuestro ecosistema para el señor Gobernador Yunes Linares, sus ambiciosas huestes sanguíneas y su corte servil?