Solo para no variar el monto de la deuda pública veracruzana varía según el interés de quien la vea: Mientras Sefiplan informa que la deuda se ha incrementado a 59 mil 766 millones de pesos al primer trimestre del presente año: la deuda a largo plazo ascendía al 31 de marzo de 2018 a un total de hasta el 31 de marzo de 2018, el monto de la deuda pública ascendía a un total de 59 mil 766 millones 540 mil 650 pesos, y los bancos deudores son: Banobras, Banorte, Banca Monex, Santander e Interacciones; pero el gobernador Yunes Linares la sitúa en 47 mil millones de pesos, mientras el gobernador electo Cuitláhuac García asegura es de 80 mil millones de pesos. ¿A quién le asiste la razón? Lo más prudente sería esperar al veredicto de la Secretaría de Hacienda.