Después de imponer una suculenta multa a MoReNa (197 millones de pesos) por lo del fideicomiso para ayuda de los afectados por los sismos de 2017, que ahora se ventila en el Tribunal Electoral, la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral ha presentado a sus Consejeros dictámenes relativos a multas que pudieran aplicarse a los partidos políticos por haber infringido la ley durante el curso del proceso electoral recién terminado. De aplicarse esas multas le llovería sobre mojado al PRI, con 156.7 millones de pesos, el Verde Ecologista con 58 millones de pesos y Morena, con 41.8 millones de pesos. El INE realizó una extraordinaria labor en la organización del proceso electoral 2017-2018 y gracias a su autonomía ha ganado crédito ciudadano, por lo cual si bien sus dictamines son apelables su enunciación no provoca reclamos que alteren la paz pública.