La cúpula del Partido Encuentro Social busca con acentuado empeño la forma en cómo conservar el registro de esa franquicia y en esa lógica ha interpuesto ante el INE un elevado número de denuncias en la mayor parte de los Distritos electorales del país en busca de votos “perdidos” que le ayuden a conservarse en la nómina del árbitro electoral. Sin embargo, en ninguna de las elecciones obtuvo el anhelado 3 por ciento, ni para presidente de la república, para senadores y diputados. Por cierto, al perder el registro, sus diputados no podrán conformar Grupo Político ni acceder a las canonjías que goza toda bancada partidista. He allí el gran detalle.